Arturo Vidal ha recibido una notificación en la que se le comunica que el Tribunal de Turín le embarga cuatro casas en la capital del Piemonte a causa de una deuda de 18.489 euros. Se trata de un proceso iniciado a finales de 2017, época en la que chileno era aún futbolista del Bayern. La cantidad adeudada, que partía de17.045,76 euros,es con una agencia de viajes de Turín, ciudad en la que vivió Vidal como jugador de la Juventus entre 2011 y 2015. A esa cifra hay que añadir los gastos judiciales derivados del proceso.

El 24 de diciembre se le envió al jugador chileno del Barcelonala última advertencia para que afrontara el pago antes de que acabara 2018. En caso contrario se activaría el trámite inmediato para que las cuatro propiedades de Vidal en Turín entren en un proceso de subasta con la consiguiente perdida de la propiedad para el hoy fubolista del Barcelona.

Al margen de la cantidad reclamada por la deuda, a Vidal se le requieren otros 12.058,75 euros como coste de la liquidación de los gastos generados durante el proceso.

Por la cantidad parece claro que se trata de algo que Vidal ha ido dejando pasar, descuido que le puede llevar a la pérdida de las cuatro propiedades ubicadas en Moncareli, una zona residencial de Turín. Según ha sabido MARCA, Arturo Vidal no ha ejecutado el pago que se le reclamaba en el plazo exigido.

/gap