La Cámara de Diputados aprobó, por 136 votos a favor y uno en contra, este martes el proyecto de ley que establece sanciones a quienes impidan el acceso a playas de mar, ríos y lagos, moción que fue despachada al Senado para que siga con su segundo trámite legislativo.

Si bien hoy existe una norma que insta a los vecinos colindantes a facilitar de forma gratuita los accesos a las playas cuando no exista otras vías para ingresar, son pocas las personas que la cumplen, pues actualmente no hay sanciones para que se opongan a esta situación.

Por ello, la iniciativa aprobada por la Cámara Baja cambia el marco legal que regula la adquisición, administración y disposición de los bienes del Estado y que establece el acceso libre y gratuito a las playas y riberas del mar, lagos y ríos, sancionando a quien incumpla la norma.

El proyecto señala que una vez que sean fijadas las vías de acceso a las playas, el vecino colindante, ya sea propietario, arrendatario, tenedor u ocupante, no podrá cerrar ni obstaculizar los ingresos, permitiendo el paso para fines turísticos y de pesca.

En cuanto a las sanciones, se dispuso que el infractor a esta ley recibirá una multa de entre diez cien Unidades Tributarias Mensuales (UTM), es decir, entre $480 mil y $4.800.000. Mientras que los reincidentes podrían ser multados con un castigo equivalente al doble del máximo establecido, es decir, cerca de $9.600.000.

/gap