Las últimas palabras que “Mandi” pronunció fueron reveladoras para el agente de policía que la estaba atendiendo mientras observaba cómo un disparo en su pecho terminaba con su vida. AmandaMandi Mangas, de 23 años, fue encontrada agonizando por los agentes que atendieron a un llamado de urgencia en Delta, Ohio. Fue llevada de inmediato a un hospital, donde finalmente no lograron revivirla y murió.

Pero antes de que la herida resultara imposible de subsanar por los médicos, Mangas tuvo un momento de lucidez en el cual permitió que los policías capturen al hombre que le había disparado y además había secuestrado a su pequeño hijo. “¿Dónde está Winston?“, fue lo primero que escuchó el oficial que pretendía reanimarla en el suelo de su vivienda. Los oficiales allí presentes lo buscaron en la casa. No lo encontraron. Luego la joven conseguiría decir el nombre de quien le había disparado: “James… James Ramey“.

Mandi, como se conocía a la víctima fue víctima de violencia doméstica (Facebook)

Mandi, como se conocía a la víctima fue víctima de violencia doméstica (Facebook)

Poco después de dar a luz a Winston, Mandi decidió separarse del padre del niño, quien luego sería su asesino (Facebook)

Poco después de dar a luz a Winston, Mandi decidió separarse del padre del niño, quien luego sería su asesino (Facebook)

Ramey, de 27 años, es el padre de Winston, el bebé de apenas 10 meses que se llevó secuestrado luego de matar a su ex pareja y que provocó -ante el peligro que corría- que la Policía de Delta pusiera en aviso a otros tres estados para evitar que el sospechoso se fugara con hijo. La cacería se extendió por varias ciudades intentando dar con el sospechoso.

Fue en un control levantado por la Policía del Condado de Fulton, en Indiana, que lo hallaron. Con él estaba Winston, en buen estado, y la madrastra de “Mandi“. Nadie más. Ya había conseguido escapar unos 240 kilómetros de la escena del crimen.

Ramey en la fotografía tomada por la Policía de Indiana (Fulton Police Deparment)

Ramey en la fotografía tomada por la Policía de Indiana (Fulton Police Deparment)

James Ramey, el asesino de Amanda Mangas, fue detenido por la Policía de Indiana. Intentaba huir con su pequeño bebé y la madrastra de su víctima (Facebook)

James Ramey, el asesino de Amanda Mangas, fue detenido por la Policía de Indiana. Intentaba huir con su pequeño bebé y la madrastra de su víctima (Facebook)

Hacía un mes Ramey había amenazado de muerte a Mangas si ella decidía apartarlo de su vida. En esa oportunidad la escena de terror fue con un cuchillo. Horas después, la víctima presentó una denuncia para que las autoridades le dicten un perímetro al agresor para que no pudiera acercarse a ella. El día anterior a su muerte, la mujer había actualizado su perfil de Facebook. “Está en una relación“.

/Infobae