La comisión de Ética determinó rechazar la acusación hecha por la UDI en contra de los diputados Gabriel Boric (MA) y Maite Orsini (RD) por haberse reunido con el ex frentista Ricardo Palma Salamanca en París, tras una votación que se resolvió por un empate de seis contra seis de sus integrantes.

De esta manera se desestimó que ambos representantes del Frente Amplio hayan faltado al reglamento de la Cámara al reunirse con el sindicado como el responsable del asesinato del ex senador y fundador del gremialismo, Jaime Guzmán.

El presidente de la comisión de Ética, Bernardo Berger (RN) explicó que la instancia “debatió y analizó” todos los antecedentes que se han tenido sobre la mesa y resolvió “desestimar las acusaciones que se han hecho en contra de estos dos parlamentarios”.

“Cuando se hizo la votación habíamos 12 parlamentarios presentes en la Sala y se produjo un empate. Es decir había seis parlamentarios que estaban por aprobar una medida disciplinaria y seis que votaron en contra. Por lo tanto, de acuerdo al reglamento interno de la Cámara, esto significa que esta medida no prosperó y por lo tanto se rechazó alguna medida disciplinaria que se podría haber aplicado”, explicó.

La comisión está compuesta originalmente por 13 diputados, y según explicó Berger, se ausentó de esta votación el legislador del Partido Radical, José Pérez.

Por otro lado el presidente de la comisión de Ética informó que en esta misma sesión se acordó declarar como admisible la presentación también hecha por Chile Vamos en contra del diputado Boric por haber posado con una polera de Jaime Guzmán con heridas de bala en la frente.

“Tranquila”

Por su parte Orsini dijo estar “tranquila” con la decisión de la instancia y “concordar” con la resolución. “No hay una falta ni a la legislación, ni a la ley de lobby ni al reglamento de Ética ni al reglamento de la Cámara”.

“Si bien yo soy clara y no me tiembla la voz a la hora de condenar el asesinato en democracia del asesinato Jaime Guzmán, también soy de quienes cree que existe un derecho de las personas a ser escuchado, cuando se alega una vulneración grave a los derechos fundamentales”, dijo.

“En ese contexto y tomando eso en consideración, yo decidí ir a esa reunión, también fui de quienes hizo una autocrítica en cuanto a que esa decisión debió haber sido colectiva, no corresponde que haya sido tomada de manera individual”, analizó la parlamentaria de RD.

Asimismo agregó que “si volviera a ocurrir, haría de esta decisión una decisión colectiva”.

/psg