Aguas Cordillera informó que se encuentra en alerta como consecuencia del derrame de petróleo en la cuenca del río Mapocho, provocado por el volcamiento de un camión que transportaba cátodos de cobre.

“Producto del accidente se vertió diesel en el río San Francisco, a unos 20-22 km aguas arriba de las plantas de producción de agua potable”, explicó.

La empresa informó que se encuentra monitoreando las condiciones del río a través de su sistema de sensores en las plantas de agua potable y junto a un equipo de expertos que se encuentran tomando muestras desde la madrugada.

Afirmó que si en estos monitoreos se observa la presencia de petróleo, deberá paralizar sus plantas de forma preventiva, hasta que las condiciones del río se restablezcan.

En el caso que la paralización se concrete, la compañía cuenta con un sistema de respaldo que le permitirá abastecer a sus clientes con agua potable producida en las plantas de Aguas Andinas, captada desde el río Maipo.