A un día de la polémica ceremonia donde el dictador Nicolás Maduro asumió el poder venezolano en medio del rechazo internacional, Rusia reiteró su apoyo al gobierno dudosamente electo.

A través de un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, confirmó que “cooperará estrechamente con Venezuela, con su pueblo y sus autoridades legítimas” y seguirá profundizando sus relaciones de socios estratégicos con Caracas.

Con esto, el gigante europeo también aclaró que seguirán ayudando a Venezuela para que salga de la compleja situación económica en la que se encuentra. En 2018, en el país venezolano, se registró una inflación anual de 1.698.488 por ciento, esto de acuerdo con el dato brindado por la Asamblea Nacional.

Además, el Ministerio de Asuntos Exteriores, acusó a Estados Unidos de atentar contra la soberanía de Venezuela al promover la creación de “estructuras gubernamentales alternativas” y señaló que “la desvergonzada política de Washington, que apunta a la creación anticonstitucional de estructuras gubernamentales alternativas de Venezuela (…), es un abierto atentado contra la soberanía venezolana”

Durante la ceremonia efectuada ayer en Caracas, la delegación rusa estuvo encabezada por el vicepresidente del Consejo de la Federación (Senado), Iliás Umajánov.