La selección de Brasil dio una cátedra de líder en patio ajeno, al humillar 1-4 a Uruguay con triplete de Paulinho y golazo de Neymar.

El duelo comenzó con buen ritmo y la primera aproximación de peligro fue de Brasil. Neymar abrió la jugada por el sector derecho, Philippe Coutinho mandó diagonal que nadie pudo rematar al 3’.

La respuesta llegó rápido para los charrúas. Marcelo quiso entregar el esférico a su arquero, pero Cavani fue a disputarlo, lo que provocó que Alisson lo derribara para que se marcara la pena máxima. El jugador del Paris Saint-Germain se encargó de cobrar pegado al poste derecho al 8’.

Pasaron 10 minutos y Brasil emparejó el marcador. Carlos Sánchez perdió el balón en medio campo, Neymar lo condujo varios metros, nadie lo apretó y abrió para Paulinho, quien mandó un derechazo al ángulo.

Antes de concluir el primer lapso, Matías Vecino puso a temblar a los brasileños con su remate de cabeza que rozó el poste derecho al 37’.

En la parte complementaria, Brasil encontró la forma de neutralizar la garra de Uruguay para darle la vuelta al marcador.

Roberto Fermino se dio media vuelta para mandar un disparo que desvió Silva, pero el balón quedó a la deriva, momento que Paulinho aprovechó para marcar su doblete al 51’.

La fiesta brasileña no se apagó. En un despeje de la defensa desde su área, Neymar condujo el balón, se escapó, soportó la entrada de Coates e hizo un “globito” para finiquitar la jugada al 74’.

La noche inolvidable de Paulinho. El 15 en los dorsales de Brasil despediría el Estadio Centenario marcando un triplete, al rematar de cabeza un centro de Dani Alves en tiempo de compensación.

Ver video:

/gap