Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el Congreso, expresó su disposición a llamar a un gobierno de transición; el diputado también convocó a elecciones y a una movilización nacional el 23 de enero. Esto ante la “presidencia ilegítima” de Nicolás Maduro, según han definido la mayoría de los países de la región, la OEA y la Unión Europea.

Guaidó se ampara en los artículos 333, 350 y 233 de la Constitución de ese país y además pide el apoyo del pueblo venezolano y las Fuerzas Armadas para convocar al proceso electoral.

El artículo 333 de la Constitución dice que todo ciudadano tiene el deber de colaborar en el restablecimiento de su vigencia; el 350 dice que los venezolanos están en derecho de “desconocer cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos”, y el 233 se refiere a las condiciones para declarar la falta absoluta del Presidente.

De esta manera estarían contrarrestando la toma de posesión de Nicolás Maduro, ocurrida el 10 de enero; que solo contó con el respaldo de los líderes de Cuba, Nicaragua, El Salvador y Bolivia. Al tiempo que fue desconocida por alrededor de 50 países al considerar que la elección de mayo no había sido un proceso transparente.

Juan Guaidó

@jguaido

Asumiendo la legitimidad que me da el artículo 233,333 y 350 de la CRBV convoco al pueblo de Venezuela, a la FAN y a la comunidad internacional para lograr la conformación efectiva del Gobierno de transición

22,2 mil personas están hablando de esto

La Asamblea Nacional de Venezuela es el único de los poderes que ha sido democráticamente electo en ese país. Así ha sido reconocido por los países del Grupo de Lima y por la Organización de Estados Americanos (OEA). Ambas instancias han resuelto no reconocer la legitimidad del gobierno de Maduro; y han ratificado su pleno reconocimiento a la Asamblea Nacional como la autoridad constitucional democráticamente electa.

El propio secretario general de la OEA, Luis Almagro, tras conocerse que Guaidó decidió convocar a acciones para el “cese de la usurpación”, saludó la “asunción” del diputado como “presidente interino de Venezuela” y le brindó su apoyo y el de la comunidad internacional.

No obstante, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se mueve en una dirección diferente a la del resto del mundo democrático occidental.

“Hemos visto las decisiones tomadas por un número de países. El secretario general, la Secretaría, no nos dedicamos a reconocer a jefes de Estado o a no reconocer a jefes de Estado”, dijo el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric en una conferencia de prensa el propio 10 de enero.

Agregó: “Nosotros continuaremos trabajando con el Gobierno de Venezuela, notablemente en el marco de asistencia al desarrollo, en alimentación, salud, seguridad y nutrición”. Incluso, representantes de las Naciones Unidas, de Unicef y de la Organización Panamericana de la Salud fueron mencionadas como asistentes al acto por Maduro, durante la toma de posesión realizada en la sede del Tribunal Supremo de Justicia, y no frente a la Asamblea Nacional como manda la Constitución.

Luis Almagro

@Almagro_OEA2015

Saludamos la asunción de @jguaido como Presidente interino de conforme al artículo 233 de la Constitución Política. Tiene nuestro apoyo, el de la comunidad internacional y del Pueblo de

Asamblea Nacional

@AsambleaVE

.@jguaido | Me apego al artículo 233, 333 y 350 de la CRBV para convocar elecciones libres y la unión del pueblo, FAN y comunidad internacional para lograr el cese de la usurpación #ANRutaPorLaLibertad

21,4 mil personas están hablando de esto

El portavoz insistió en que el jefe de la ONU, António Guterres, ha pedido repetidamente un “diálogo político inclusivo” en Venezuela.

Guterres ejerció como Primer Ministro de Portugal entre los años 1995 y 2002, y fue presidente de la Internacional Socialista entre 1999 y 2005. Alejandro González, abogado y miembro del Bloque Constitucional de Venezuela, explica que “el tema con los funcionarios públicos portugueses, con el gobierno portugués y, en este caso, un funcionario internacional de Portugal es que han tenido muchas relaciones con Venezuela en los últimos 20 años, porque ha habido muchos negocios entre Venezuela y ese país. Negocios formales, limpios, legítimos, lícitos; otros no tan limpios, no tan lícitos, no tan formales, pareciera que subyace bajo toda esta camaradería entre socialistas una relación de negocios de los últimos 20 años. Eso podría explicar las afinidades y las lealtades”.

A juicio de González, esta es una opinión política, incluso hasta personal, del secretario de las Naciones Unidas, que no tiene el mismo valor que el acto de la OEA. “Es una declaración que no tiene carácter vinculante porque el secretario general está emitiendo una opinión política, no se está produciendo un acuerdo de la Asamblea General o una resolución del Consejo de Seguridad o de alguno de los órganos calificados de la ONU. A diferencia, de lo que ha ocurrido en la OEA donde se convoca una asamblea extraordinaria, se hace una votación y 19 países de forma mayoritaria señalan que desconocen al régimen de Maduro”.

/gap