Ante los hechos violentos registrado en la Región de la Araucanía y que terminaron en la quema de dos municipios y decenas de detenidos, el presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Juan Sutil condenó lo sucedido y acotó los sucedido a un grupo minoritario de radicales.

El líder del empresariado que ha trabajado de cerca con las comunidades en términos de programas de desarrollo productivo, sostuvo que en los diversos encuentros que ha sostenido con los locales de esa región (mapuches y no mapuches) ha percibido que alrededor del 95% está más bien por la paz, el diálogo y el crecimiento económico.

No obstante a eso reconoció que hay “una fracción muy menor que ha ido radicalizando ciertas circunstancias, que incluso está vinculada a actos delictuales y muchas veces narcotráfico, y que ha quedado demostrado en los decomisos que se han hecho”.

Sin embargo, aclaró que lo que ocurrió en Curacaurtín obedece más bien a una sociedad civil radicalizada que tomó la municipalidad, y que terminó por desatar una ola de violencia, que a su juicio resulta “tremendamente peligroso porque eso puede ser escalable, y violencia trae violencia”.

Por eso, para el líder del empresariado la estrategia que se debe aplicar frente a este tipo de situación apunta a desarticular aquellas acciones delictuales y que están vinculadas a situaciones anárquicas.

De todas maneras, Sutil negó que hubiese grupos empresariales que alentaran a sus trabajadores a enfrentarse con quienes tenían tomada la municipalidad. “Lo de La Araucanía es un problema que viene ya desde hace varias décadas y se ha ido agudizando” sostuvo el empresario.

Además dijo que los hechos violentos en esa región guardan similitud con lo que pasó en 18 de octubre, porque de acuerdo con su interpretación, “hay que separar la esencia de esto respecto a lo violento”.

Sorpresivo imacec

Positivamente sorprendido manifestó estar el líder del empresariado, luego que el Banco Central diera a conocer los datos de imacec del mes de junio, el cual mostró una contracción de 12%, menor a la que esperaban desde la CPC (-13,5%) y mucho más alejada del rango entre 15% y 16% que veían los expertos.

Para el empresario, esta menor contracción marca sin duda un punto de partida respecto al inicio de la tan esperada recuperación económica sobre la que aseguró tendrá un rol muy importante el empresariado.

“Dentro de lo grave de esta situación, la cifra es una buena noticia”, agregó.

/psg