Hoy se conocerá el dato de inflación correspondiente a diciembre de 2018. Los economistas estiman que ese número estará en torno a una franja del 2% al 2,5%. Con esa medición, también se podrá determinar la inflación acumulada en todo 2018. Los consultores observan ese indicador en un piso del 45,8% y un techo del 48%.

Para Fausto Spotorno (de OJF y Asociados), la inflación de diciembre fue de 2,4%, lo que lo lleva a una proyección anual de 45,8%. Gabriel Zelpo, de Elypsis, coincide en ubicar el alza de vida de diciembre en 2,4%. Considera que la inflación de 2018 estará en torno al 48% entre enero y diciembre. Rodrigo Álvarez, de Analytica, se inclina por un 2% de alza en el costo de vida registrado en diciembre y un 47% en la medición anual. A Federico Furiase, de Eco-Go, le da 2,5% de inflación para diciembre y 47,6% para todo 2018.

“Luego de los importantes registros observados tras la fuerte depreciación del tipo de cambio, se está observando cierta calma cambiaria y con ellos una importante desaceleración en los registros de inflación, detalla Zelpo, que es economista jefe de Elypsis. “Sin embargo, es difícil pensar en que durante los meses próximos la inflación se ubique debajo del 2% mensual debido a los importantes aumentos de regulados pautados”, agrega.

“Se ve una desaceleración marcada. La baja del tipo de cambio ayuda y la recesión también realiza un ajuste en la actividad producto del apretón monetario”, observa Alvarez, CEO de la consultora Analytica. “Todos estos factores están contribuyendo a que los precios se pinchen, pero a partir de enero, con los ajustes de tarifa, este freno empezaría a liberarse”, enmarca Álvarez al proceso.

“La recesión lo que hace es posponer los ajustes de precios, no es que desaparecen. Hubo aumentos de precios mayoristas muy fuerte entre tercer y cuatro trimestre que no se trasladó al minorista porque la actividad y el consumo no lo permitían. Pero si la actividad comienza a reaccionar, esos puntos de márgenes que perdieron los minoristas lo van a tratar de recuperar, no todos, pero muchos”, puntualiza Alvarez.

“Para 2019 con subas de tarifas del orden de 40/45%, salarios al 35% (con paritarias en 25% montadas sobre arrastre de 2018) y un dólar funcionando como ancla y una política monetaria restrictiva, difícil que 2019 cierre con una inflación abajo del 30% anual en diciembre”, avizora Furiase, economista director de EstudioEcoGo

Educación y salud fueron los rubros de mayor incidencia en diciembre, mientras que alimentación -que arrojó registros altos todo el año- pesó menos en el último mes, según OJF y Asociados. “El nivel de precios continuó mostrando signos de desaceleración en su ritmo de crecimiento en el mes de diciembre aunque de manera más gradual”, recalcan.

El rubro Educación tuvo un aumento del 12,7%, que aporta medio punto de la inflación de diciembre. Salud (prepagas) explica otro medio punto del alza de diciembre. Allí, la suba fue del 5,5%, según desglosa OJF&.

La inflación de noviembre, según el Indec, fue del 3,2%. El dato de diciembre mostraría cierta desaceleración de ese proceso, aunque sigue siendo un número elevado.

“La inflación núcleo avanzó a un ritmo mensual de 2,2%. marcando una suba del 43,5% en la comparación interanual”, indica el trabajo de OJF en un análisis de la medición de GBA. La inflación “núcleo” es la que mide más allá de la estacionalización, es decir las subas de algunos productos propias de ciertas estaciones.

/psg