Samsung tiene ya todo preparado para la presentación del nuevo Galaxy S10 X, el nuevo terminal que la compañía presentará el próximo 20 de febrero, unos días antes de que arranque el Mobile World Congress de Barcelona (MWC 2019). Y todo apunta a que no defraudará: será 5G y montará una batería de 5.000 mAh.

Según ha publicado el medio coreano « ETNews», la compañía ya ha finalizado la producción del Galaxy S10 X, que saldrá a la venta en Corea a finales del mes de marzo. Se trata del primer terminal con soporte 5G de Samsung que rinde homenaje, además, a la serie Galaxy S, que este año celebra su décimo aniversario.

Cabe recordar que, en principio, el plan de Samsung es lanzar cuatro modelos distintos del Galaxy S10, con diferentes tamaños y prestaciones: Galaxy S10 Lite, de 5,8 pulgadas, el más económico de la gama; Galaxy S10, gama media, de 6,1 pulgadas; Galaxy S10Plus, de 6,4 pulgadas, y el Galaxy S10 X, el primer terminal compatible con las inminentes redes 5G.

El nuevo «smartphone» Galaxy S10 X incorporará el sensor de huella dactilar en una pantalla Super AMOLED de 6,7 pulgadas. Tendrá cuatro cámaras traseras y dos delanteras y módem 5G Exynos 5100. «Además, se dice que está equipado con una batería de 5000 mAh, 10 GB de RAM y una memoria interna de hasta 1 TB», indica el medio.

Pero el «arma secreta» del Galaxy S10 X será un nuevo modo basado en inteligencia artificial. Gracias a esta tecnología, según explica «ETNews», el «smartphone» será capaz de automatizar las tareas, adaptándose a las necesidades del usuario. Se trata de la primera vez en la que un terminal cuenta con un patrón de IA basado en el uso del terminal. «En lugar de adaptarse al teléfono inteligente, el teléfono inteligente mostrará una manera sin precedentes de adaptarse al usuario», asegura el medio.

/psg