«El Presidente de la República ha aceptado mi renuncia al cargo. Lo hice después de un momento de mucha reflexión, pensando en ustedes, en mi amada institución, los integrantes y sus familias que la componen. Este mensaje es para reconocer y valorar todo el trabajo del día a día. Todo el trabajo en el control y la prevención del delito».

Con estas palabras, Mario Rozas se despidió de los funcionarios de Carabineros a través de un audio. Esta mañana, el uniformado renunció al cargo de general director que ocupó durante casi dos años.

«Sólo tengo palabras de reconocimiento y gratitud. Como última orden, como última petición, les quiero pedir que sigamos unidos y apoyen al nuevo general director como lo hicieron conmigo», añadió el ex jefe policial, en alusión a su sucesor, Ricardo Yáñez.

La despedida de Rozas

«Me despido con un fuerte abrazo. Con el fuerte abrazo del hijo de un carabinero. Del hijo de un suboficial mayor que fue educado para ser carabinero. Por lo tanto, solamente pedirles que tengan un muy buen servicio, cuídense, y mi reconocimiento y gratitud para ustedes y sus familias», cerró Rozas.

/gap