El empresario chileno y presidente del grupo Quiñenco, Andrónico Luksic, abordó este miércoles el debate en torno al proyecto de reforma constitucional que comenzará a discutirse en la Cámara de Diputados y que busca aplicar un impuesto, por una única vez, a las grandes fortunas del país para hacer frente a la crisis.

Así, tras ser consultado por un usuario de la red social sobre si se iba a manifestar por el gravamen de 2,5% que propone la iniciativa impulsada por diputados de oposición, Luksic respondió.

“No me opongo a ninguna idea que se discuta en forma seria y responsable pensando en el bien d Chile”, dijo el empresario. “Enfrentamos una dura prueba y se requiere ayuda de todos, más de los que más tienen”.

Por último, agregó: “Recaudar es bueno, pero gastar bien es mejor!! En eso el Estado debe hacer un esfuerzo importante”.

El proyecto en cuestión, presentado el 2 de junio pasado pretende “crear un impuesto transitorio al patrimonio de las grandes fortunas de Chile” para obtenner recurso y destinarlos al financiamiento de una renta básica de emergencia para las familias más afectadas por el covid-19.

De acuerdo al texto de la iniciativa, “quedará gravado -por una sola vez- con una tasa de 2,5% el patrimonio bruto de las personas naturales con domicilio en Chile, titulares de bienes y derechos, en Chile o en el extranjero, al 31 de diciembre de 2019, equivalentes a un valor igual o superior a US$22 millones”.

Según los cálculos expuestos en el documento presentado por los diputados firmantes – Gabriel Ascencio (DC), Karol Cariola (PC) , Giorgio Jackson (RD), Daniel Núñez (PC), Luis Rocafull (PS), Alejandra Sepúlveda (FRVS), Alexis Sepúlveda (PR), Raúl Soto (PPD), Camila Vallejo (PC) y Esteban Velásquez (FRVS) -, “este impuesto podría allegar recursos al Fisco por US$6.500 millones”.

/psg