El Tribunal Supremo de Justicia venezolano, órgano adepto a la dictadura de Nicolás Maduro, desconoció a Juan Guaidó como el presidente de la Asamblea Nacional y declaró inconstitucional al ente político opositor a la dictadura que se vive en Venezuela.

El magistrado Juan José Mendoza, leyó una sentencia en la que se afirma que la Asamblea opositora incurrió en la usurpación de autoridad y que sus actos son nulos, según el pronunciamiento divulgado por la televisión.

El Legislativo fue declarado en “desacato” por parte del poder Supremo, pocas semanas después de que el oficialismo perdiera el control de la Cámara en las elecciones del 2015.

Las cosas se complican para la oposición que ahora deberá trabajar en la resolución del TSJ.