Gracias al Purpose World Tour, Justin Bieber llegó a Chile para presentarse por segunda vez. Aterrizó en el país un día antes de la cita en el Estadio Nacional y aprovechó el tiempo para salir del hotel en el que se hospedó.

Primero estuvo en la piscina del recinto, pero también salió de él y fue hasta la comuna de Lo Barnechea para jugar básquetbol. El cantante compartió una imagen de las canchas ubicadas en el Parque Las Rosas, en la rivera del río Mapocho.

Y posteriormente, también jugó fútbol en las afueras del Estadio Nacional.

Los que lo vieron coincidieron que hizo una buena elección al dedicarse a la música. De hecho, la foto ahorra mayores comentarios

/gap