La tasa de desocupación nacional durante el trimestre abril-junio de 2020 fue 12,2%, incrementándose 4,9 puntos porcentuales (pp.) respecto a igual período del año anterior. La cifra es la más alta desde que hay registro comparable y sólo se compara con datos referenciales de 1986.

De acuerdo a la información recolectada en la Encuesta Nacional de Empleo (ENE), que elabora el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el trimestre abril-junio de 2020 la tasa de desocupación alcanzó 12,2%, siendo la más alta en toda la serie desde 2010, registrando un ascenso de 4,9 pp. en doce meses. Por su parte, los desocupados aumentaron 42,9%, incididos únicamente por los cesantes (54,1%).

Según sexo, la tasa de desocupación de hombres (12,6%) es mayor a la de mujeres (11,7%), algo que tampoco se veía desde que hay registros.

La tasa de desocupación ajustada estacionalmente fue 12,0%, siendo 1,0 pp. superior a la del trimestre móvil anterior, como consecuencia del decrecimiento de la fuerza de trabajo (-3,0%) y la contracción de los ocupados (-4,1%).

En doce meses, las tasas de participación y ocupación se situaron en 51,9% y 45,6%, decreciendo 10,8 pp. y 12,5 pp., en cada caso.

Según la directora del INE, Sandra Quijada, sostuvo que los ocupados totales tuvieron una disminución de 20,0%, lo que equivale a una pérdida de 1,7 millones de empleos en un año. Esto incidido tanto por las mujeres (-23,5%) como por los hombres (-17,3%). Por su parte, debido a la implementación de la Ley de Protección al Empleo, los ocupados ausentes, que representaron el 18,1% del total de ocupados, crecieron 163,2%, equivalente a 801.800 personas.

La reducción de los ocupados fue influida por comercio (-24,0%), construcción (-30,6%) y alojamiento y servicio de comidas (-48,5%), en tanto que por categoría ocupacional los principales retrocesos se observaron en los trabajadores por cuenta propia (-34,7%) y los asalariados formales (-10,0%).

/psg