La foto que la joven Lorna Nickson Browm puso a circular en las redes sociales como parte de una campaña en contra del cáncer se ha viralizado y podría alertar a millones de personas. Mirá las fotos al final de la nota.
Una joven compartió con sus seguidores de Twitter una reveladora comparación que la muestra con cáncer y sin cáncer. Ella desarrolló un tumor maligno en las tiroides y afortunadamente se salvó. Ahora quiere ayudar a otras personas y encontró una buena forma de hacerlo.
La muchacha compartió una imagen en donde se puede percibir un bulto en su cuello. Ese era un sutil indicio que terminó delatando su enfermedad: cáncer de tiroides.
Lorna fue diagnosticada de cáncer de tiroides en 2015, a los 26 años. La joven era, a simple vista, una mujer saludable, sin ningún síntoma perceptible de estar enferma. Sin embargo, un detalle daba indicios de lo que le estaba sucediendo.
Brown contó en una entrevista con Independent que fue su madre la que notó el bulto en su cuello y que eso la hizo ir al médico, que le confirmó que se trataba de un nódulo tiroideo que resultó ser maligno. Por suerte, el diagnóstico fue realizado a tiempo y el cáncer está en remisión desde hace un año.
Por su experiencia, Brown decidió involucrarse en campañas de concientización y usó su propia imagen para enseñar. La foto de la izquierda, si se observa con detenimiento, muestra el nódulo que ella tenía en su cuello. La otra postal la muestra después de la existosa operación.
Cabe destacar, según lo señalado por esta joven luchadora, que el cáncer de tiroides es raro, y las mujeres son más propensas a sufrirlo que los hombres. Otros síntomas que pueden aparecer son: dolor en la parte delantera del cuello, dificultad para tragar, dificultad para respirar, ronquera en la voz y una tos constante que no se debe a un resfriado.