Hasta el palacio de La Moneda llegó esta tarde el presidente de la comisión de Seguridad Pública del Senado, José Miguel Insulza, para acordar con el ministro del Interior, Andrés Chadwick, un trabajo conjunto en la modernización de Carabineros y PDI.

Producto de los últimos hechos que golpearon a la policía uniformada, como el megafraude que ya supera los $28 mil millones, la “Operación Huracán” y el fallecimiento de Camilo Catrillanca, señalaron dichas autoridades, se hizo urgente la necesidad avanzar en un cambio integral y profundo.

Por ello el Gobierno y la comisión acordaron avanzar durante 2019 en el trabajo legislativo y pre legislativo de una agenda de iniciativas, con el objetivo de despacharlas a la brevedad posible.

“Son 12 proyectos de ley que (…) recogen todos los temas, desde la dependencia de las policías del poder civil, pasando por la transparencia, los controles, especialización, formación, carrera, tecnologías, evaluación de gestión”, señaló el secretario de Estado, añadiendo que la situación “nos abre un espacio muy positivo y auspicioso”.

Mientras que consultado sobre la materia más urgente a legislar, Insulza afirmó: “Están todos los proyectos de ley que van a ser presentados uno a uno, incluso los que no están hechos, y hay un compromiso de tratarlos de manera más rápida posible (…) El que está primero en la lista es el de inteligencia”.

Para ello, se ingresó un proyecto de ley que busca dotar al sistema de mayor capacidad, coordinación y herramientas de prevención ante nuevas amenazas a nivel interno y externo, como el crimen organizado, terrorismo, narcotráfico, tráfico ilícito de migrantes, trata de personas, entre otros.

Así también, Chadwick indicó que a la fecha se han definido 17 medidas de carácter administrativo que están siendo impulsados a través de la Subsecretaría del Interior: “Vamos a trabajar con la comisión si es necesario incorporar alguna de estas medidas en la legislación para que sean obligatorias a futuro”.

/psg