Once senadores republicanos anunciaron que votarán en contra de la certificación del demócrata Joe Biden como presidente electo de Estados Unidos, sumándose así a las acusaciones de supuesto fraude electoral presentadas por el actual mandatario, Donald Trump.

El grupo es liderado por Ted Cruz, quien pidió al Congreso realizar una investigación especial sobre los resultados en todos los estados en donde el ex vicepresidente de Barack Obama dio vuelta los resultados y derrotó al empresario.

El intento de los senadores republicanos -que fue respaldado por el vicepresidente Mike Pence- sería inútil, según lo publicado por The New York Times, debido a que ninguno de los legisladores ha presentado pruebas concretas sobre un supuesto fraude. Además, no tendrían los votos necesarios para impugnar el proceso.

Tanto la Cámara de Representantes como el Senado se reunirán este miércoles para certificar los resultados que ya fueron entregados por el Colegio Electoral, los que certificaron que Biden consiguió 306 electores contra 232 de Trump.

Los tribunales de todo Estados Unidos han rechazado más de 60 demandas presentado los abogados del presidente. De todos modos el gobernante ha mantenido su narrativa de un supuesto “robo” electoral, dividiendo a sectores del Partido Republicano que lo apoyan en sus acusaciones sin base y a otros que accedieron a reconocer la victoria del demócrata.

A pesar de estos intentos de obstrucción, Trump deberá dejar la Casa Blanca el próximo 20 de enero, poniendo fin a controvertidos cuatro años de administración.

/psg