Petra Kvitova o Naomi Osaka se convertirán el lunes, dependiendo de quien gane, en la nueva número 1 del ranking WTA. Hasta el comienzo del Open de Australia, era la rumana Simona Halep quien ocupaba ese puesto.

La jugadora que representa a República Checa viene precedida de su victoria en el ATP de Sydney, lo que ha confirmado en el desarrollo de este Grand Slam, y en su última aparición en semifinales, derrotó a la estadounidense Danielle Collins por 7-6(2) y 6-0.

Por su parte, la asiática viene de impedir que dos checas jugaran la final este sábado, debido a que supero a Karolina Pliskova por 6-2, 4-6 y 6-4.

En Japón esperaban que Kei Nishikori por el lado de los hombres llegara a la misma instancia que Naomi, pero sin duda lo hecho por la japonesa es digno de admirar, si consideramos que hace un año se encontraba en el puesto 72 del circuito.

Naomi, de padre haitiano y madre japonesa intentará conseguir otra histórica marca, ya que el año pasado se convirtió en la primera japonesa que consigue un Major(US Open).

El partido dará comienzo no antes de las 5:30 am del sábado.

Por: Felipe Álvarez Oñat