Luego que la ministra de Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, asegurara que no se considera que el 5% de cotización adicional llegue a las AFP y que será administrado por un ente estatal supervisado por la Superintendencia de Pensiones, y que gatilló las críticas del ministro de Hacienda, el senador Eugenio Tuma, dijo que “no hay espacio político para aprobar ningún proyecto que ponga un centavo más en las administradoras de fondos de pensiones”.

Además, el senador PPD de La Araucanía, aseguró que el desafío político es terminar con el verdadero cautiverio en que las  AFP tienen a los trabajadores, que están impedidos de elegir en qué tipo de administración desean tener sus fondos, por lo que debemos “debemos garantizar permitir que elijan por una administración de mercado o una sin fines de lucro, social y con progresivos criterios solidarios”.

Según Tuma Zedán, el Estado invierte un 4,35% del PIB en previsión social, y sólo en el pilar solidario las pensiones básicas solidarias demandan un gasto de 1 billón de pesos. A eso se debe sumar el pago por los bonos de reconocimientos, pensiones correspondientes al antiguo sistema y las Fuerzas Armadas.

/gap