Preocupada, la diputada Camila Flores (RN) sostuvo una reunión con el presidente del directorio de TVN, Bruno Baranda,  para conversar acerca del tipo de programación que emite la señal estatal.

“Nos preocupa que TVN sea un canal que sigue capturado por la izquierda. Eso de ‘el canal de todos’ es sólo un eslogan y no tiene nada de realidad”, expresó la parlamentaria.

A su juicio, dicha visión se manifiesta “en todo el contenido de la programación, incluidas las noticias, por lo que creemos que tiene que cambiar y como canal público, tiene que recoger todas las sensibilidades”.

Flores cuestionó que durante el Festival de Olmué el grupo Illapu haya hecho un gesto por el caso Catrillanca, que derivó en el público pidiera la renuncia del ministro del Interior, Andrés Chadwick. Según la diputada, eso debería ocurrir dado que el evento musical es organizado por TVN y que en su rol de canal público está fuera de lugar que ocurran dichas manifestaciones.