La ministra del Trabajo, María José Zaldívar, analizó el proceso de retiro del 10% de los fondos previsionales desde las AFP, planteando sus temores a que los recursos se ocupen en bienes que no son de primera necesidad, como los televisores plasmas.

La secretaria de Estado señaló que no es sorprendente que cerca del 70% de los afiliados ya haya iniciado el trámite para el retiro “porque la ley quedó absolutamente amplia”.

Aunque la ministra admitió que la acción podría tener efectos positivos en la economía en el aspecto de consumo, también abordó los problemas que a su juicio podría traer el uso de 10% en bienes que no son necesarios para enfrentar la pandemia del coronavirus.

“Efectivamente puede haber un impulso en las compras, ojalá en artículos de primera necesidad y no veamos imágenes como las que vimos en países como Perú, que uno veía gente saliendo con plasmas de las tiendas“, expresó Zaldívar.

La ministra del Trabajo afirmó que para aplicar la medida “se pensó en las personas que están viviendo situaciones muy complejas”, especialmente entre aquellas familias de clase media que por diversos motivos no han podido acceder a las ayudas ofrecidas por el Estado durante la crisis sanitaria.

/psg