La subsecretaria para la prevención del delito, Katherine Martorell, estuvo presente en Espacio Broadway donde se desarrollaba una fiesta clandestina.

La autoridad comentó a CNN que «eran cientos y cientos de personas, que además pagaron una suma importante, al rededor de 500 mil a 800 mil pesos, era una fiesta, establecido como evento».

Además, señaló que la situación se agravaría ya que «por lo que comentaron los detenidos se les hacia firmar una declaración jurada de que solo estarían dos horas, para hacer pasar esto como un restaurant».

Martorell anuncia querella

«Como Ministerio del Interior nos vamos a querellar», dijo fuera del centro de eventos, donde añadió que «están individualizados por eso esta el ministerio publico y el fiscal presente, ellos enfrentan penas muy altas y podrían configurarse otros delitos».

Y pese a que hubo un grupo que logró arrancar a pie y en auto, la subsecretaria informó que «ya van 200 personas detenidas y van a seguir deteniendo muchas más adentro, donde se está ejecutando el procedimiento».

/gap