En años pasados era raro ver a una mujer comentando, jugando o viendo fútbol y cuando se veía a una surgían las clásicas preguntas… ¿Les gusta el fútbol a las mujeres?, ¿Saben lo que es el fuera del juego?,¿van al estadio a ver fútbol?

En la actualidad todo eso ha ido cambiando ya que  día a día vamos ganando más espacio en este deporte que por años fue solo de hombres, hoy en día se pueden ver a féminas comentado fútbol de igual a igual con un varón así como también en las tribunas de los estadios se ve mayor presencia de mujeres.

Aún quedan obstáculos que cruzar para que nos podamos sentir 100% integradas en este mundo, ya que aún cosas que son tan simples para  un hombre hincha de algún equipo para nosotras se nos hace un dilema como por ejemplo; para una mujer es muy difícil hallar una  camiseta en tallas más chicas  y los modelos que se encuentran son con un escote bizarro.

En lo que tenemos un déficit aún mayor es en el fútbol femenino, la cobertura que se le da en la trasmisión de los partidos es mucho menor a la de los hombres, estamos a años luz de esos contratos millonarios que se ven en el fútbol masculino.

Llego el tiempo de cambiar esta situación las mujeres nos merecemos un ambiente laboral donde se nos permita hablar, analizar de fútbol y dejar de lado esa imagen de que se nos vea como un objeto por nuestra figura, las mujeres nos merecemos jugar en torneos con buenas condiciones, las mujeres nos merecemos la misma cobertura en las transmisiones de los partidos que los hombres, pero… ¿De quién depende cambiar esta situación? ¿De nosotros como sociedad? ¿De los dirigentes?….

Por Macarena Barría