• Esta época no sólo se asocia a altas temperaturas durante el día, sino que también a sensación térmica más elevada durante la noche lo que provoca que nos cueste conciliar el sueño, y no rindamos bien al día siguiente.
  • Entonces, ¿cómo se aconseja dormir durante esta época? ¿Es una buena opción irnos a la cama sin abrigo o esto nos podría ayudar a tener un desagradable resfrío estacional?

Las calurosas noches de verano afectan de diversas formas el dormir de las personas. Al haber aun calor a eso de las 21:00 horas y más frío en la madrugada, el cuerpo se resiente y cuesta conciliar un sueño profundo y estable toda la noche: “El clima correcto para dormir en una habitación está entre los 18º y 22º C, por lo que optimizar la temperatura en esta graduación puede hacer que te duermas antes, tener menos despertares en la mitad de la noche y un sueño mucho más profundo”, explica el neurólogo de Clínica Somno, Pedro Moya.

El especialista de Clínica Somno explica además que cuando nos dormimos, el cerebro envía mensajes a los vasos sanguíneos “para que liberen calor, por tanto, es importante no taparnos demasiado y conseguir que nuestro cuerpo esté menos caliente de lo normal para que el cerebro pueda regular la temperatura sin problemas”, agregó.

Muchas personas eligen dormir con pijama porque se siente más cómodos, pero lo importante según el neurólogo de Clínica Somno, Pedro Moya, es hacerlo con uno que sea liviano, idealmente de seda. “El riesgo de dormir sin pijama es que el cuerpo se enfrié de madrugada. Pero ciertamente es una opción válida. Lo importante es sentirse grato y encontrar la temperatura ideal para uno”.

En general los problemas del sueño comienzan por no poner atención a nuestras rutinas, las que en la mayoría de los casos están erróneamente elaboradas. Para combatir los trastornos de sueño primarios, es clave una buena higiene del sueño “generar una rutina para dormir, evitando elementos que produzcan insomnio, como el uso de celulares, tablets o ver televisión antes y durante estamos en la cama, y ser consiente de que aquello puede estar provocándonos la dificultad para descansar. Lo mismo pasa con la ropa que dormimos, observemos de qué manera está nuestro abrigo y probemos si esto nos está ocasionando los molestos despertares nocturnos”, enfatiza el especialista de Clínica Somno.

Es fundamental hacer del sueño una prioridad, debido a que el descanso juega un papel crucial en la salud física y mental de una persona. Por eso, los especialistas en el tema, llaman a poner atención en lo que pasa al momento de dormir, para así lograr el bienestar de casa persona.

Si requieres más información sobre este tema puedes ingresar al sitio web de Clínica Somno Medicina del Sueño (www.somno.cl) y agendar una cita con un especialista.

/psg