Una nueva mancha de ilegalidad se le adhiere a las denominadas Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana. La unidad táctica que fue creada en el mes de abril de 2016 ha sobrepasado los comentarios y opiniones negativas que en algún momento le hicieron a la extinta Policía Metropolitana de Caracas.

El accionar de unos funcionarios de las Faes en Santa Bárbara del Zulia en el que supuestamente se iban a entrevistar con el productor agropecuario Américo Ledezma, activó la alarma de una posible violación a los derechos humanos, tanto así que llevó al pronunciamiento de Tarek Wiliam Saab, pseudo Fiscal General del régimen de Nicolás Maduro quien a través de su cuenta en twitter solicitó las ordenes aprehensión en contra de los efectivos de ese procedimiento por la presunta comisión de los delitos trato cruel, privación ilegítima de libertad, violación de domicilio y abuso de autoridad.

A través de varios videos se logró apreciar a dos efectivos, uno de ellos con el rostro cubierto y portando un fusil, y el otro con vestimenta toda negra y una gorra y al fondo una camioneta Nissan no identificada, estando es una finca donde se denuncia que mantenían a unos hombres encerrados, en cuyos diálogos se escucha “El Faes no depende de nadie… de Miguel Domínguez”

El 16 de noviembre a través de una entrevista realizada en el canal del régimen, Wiliam Saab indicó haber recibido dos denuncias de secuestro por parte de las Faes y se refirió al secuestro que promueven los funcionarios policiales.

Las primeras denuncias en contra de este grupo dizque “especial” de la PNB, comenzaron tras los diversos “operativos” de Operación de Liberación del Pueblo, conocidas por sus siglas OLP. Varios despliegues policiales que iniciaron el 13 de julio de 2015 por órdenes de Nicolás Maduro como respuesta al incremento de la violencia en Venezuela tuvieron una duración hasta el primer semestre de 2017.

Luego de los reportes de organizaciones de Derechos Humanos y no gubernamentales sobre diversas violaciones de derechos humanos y ejecuciones extrajudiciales durante los citados operativos, más la  presión de organismos multilaterales instaron al régimen de Maduro a abandonar esta política de seguridad, lo que permitió que otros cuerpos de seguridad salieran de la dinámica y se llevara a cabo el afianzamiento de las FAES para seguir con la operación.

El Director de Actuación Procesal del Ministerio Público en el exilio Zair Mundaray publicó a través de su cuenta en instagram (zairmundaray) tras datos aportados por monitor de Víctimas,  que en nuestro país hay más de 19.000 casos de resistencia a la autoridad desde 2016, y que  la “letalidad policial en Venezuela desde que se creó las FAES deja un saldo de al menos 456 muertos a manos de las FAES (primer semestre de 2020), 552 niños huérfanos en Caracas desde 2017 por las Faes.

/gap