Críticas en el Gobierno generaron las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, quien en entrevista con La Tercera indicó que el Presidente Sebastián Piñera “vendió su soberanía y su autonomía a Estados Unidos”. Esto, luego que Chile reconociera a Juan Guaidó como presidente encargado de ese país.

Ante esto, el canciller Roberto Ampuero señaló: “Cabe preguntarse por qué Nicolás Maduro le teme a la democracia, por qué le teme a su propio pueblo. Pensamos que le teme a todo esto porque sabe que él, y su grupo, son responsables de crímenes innombrables y porque saben también que son responsables de la tragedia económica, política, financiera y humanitaria que está atravesando el pueblo de Venezuela”.

Esto, además de indicar que “Chile no acepta lecciones de moral de ninguna dictadura” y que “Nicolás Maduro debe escuchar a su pueblo y a la comunidad internacional”.

Y añadió: “Invariablemente sigue respaldando aquellas alternativas hacia lo que es el restablecimiento de la democracia, la libertad y la prosperidad”. Junto con enfatizar que Guadió representa “un camino que se basa también en una alternativa pacífica de la democracia y la libertad de Venezuela y contempla, en primer lugar, elecciones libres.¿Hay algo más razonable que un país que atraviesa una tragedia de las características que tiene hoy Venezuela que convocar a los propios venezolanos a votar?”.

“Es de publico conocimiento que cuando fui joven respaldé dictaduras de izquierda. Sin embargo, el haber vivido en una dictadura de izquierda me llevó a la convicción de que no hay dictaduras buenas ni de derecha ni de izquierda. La de Venezuela es una dictadura de izquierda, desde luego, y también la rechazo en términos absolutos”, concluyó el secretario de Estado.

/psg