Los tatuajes siguen de moda en Hollywood. Aunque las principales estrellas
pagan miles de dólares a los expertos más reconocidos de la industria –quienes marcan sus cuerpos de manera permanente-, muchas veces el resultado no es el deseado.

Cada vez hay más celebridades que han cometido el error de plasmar sobre su piel el nombre de un amor que no funcionó; otros han cometido errores de ortografía, y en algunos casos, hay estrellas que por marcarse con frases o palabras en un idioma que no es el propio, terminaron plasmando algo con un significado diferente al anhelado.

Ya sea por error propio –del famoso- o del profesional tatuador, deben convivir con estos resultados desafortunados de una manera muy pública, porque son personas que jamás pasan desapercibidas. Algunos eligen cubrir, modificar o intentan eliminar un tatuaje fallido, pero otros, simplemente conviven de por vida con el desacierto.

Rihanna:

Rihanna

La reconocida cantante no tiene uno sino dos tatuajes con errores, según indicó Hollywood Life. La artista, diseñadora y empresaria (de nacionalidad barbadense), se tatuó la frase en francés “Rebelle Fleur”. Al parecer no estuvo correctamente asesorada, ya que cuenta con un error de gramática. En francés -al igual que en español-, el adjetivo va después del sujeto. Por lo tanto para traducir “flor rebelde” debió haberse puesto “fleur
rebelle”. Tiene también, la palabra “perdón” -mal escrita- en sánscrito (lengua indoeuropea), en el dorso de su cuerpo.

Christina Aguilera:

Christina Aguilera

Quiso tatuarse las iniciales de su marido en hebreo, pero terminó con el número 12 escrito en la parte interna de su brazo derecho. Años más tarde se separaron, por lo que ésta equivocación le terminó jugando a favor.

Hayden Panettiere:

Hayden Panettiere

La actriz tiene la frase: “Vive sin arrepentimientos”, mal escrita en italiano. El tatuaje dice “vivere senza rimipianti”, cuando en realidad debería decir “vivere senza rimpianti”.

David Beckham:

David Beckham

El jugador de fútbol inglés intentó rendir tributo a su esposa Victoria Beckham, escribiendo su nombre en sánscrito sobre la parte interna de su brazo. Por equivocación, el tatuador agregó una letra “h” -que no corresponde- y entonces se lee: “Vihctoria”.

Britney Spears:

La princesa del pop pensó que se estaba tatuando la palabra “misteriosa” en letras chinas, pero lo que realmente dice es: “extraña”.

Ashley Greene:

“Lifes a dance”, dice la frase impresa en el pie de la actriz a la que le falta un apóstrofe (debería decir, Life’s a dance). Una falta fácil de corregir para que sea gramaticalmente correcta.

Johnny Depp:

Cuando pensó que su amor con Winona Ryder duraría para siempre, Depp se tatuó: “Winona Forever”. Tras su ruptura, el polémico actor encontró una rápida solución cambiándolo a “Wino Forever” (que significa:eterno bebedor de vino). Fue una fácil e ingeniosa solución.

Jennifer Lawrence:

Jennifer Lawrence

“Tengo el peor tatuaje de la historia” -dijo la ganadora del Oscar-, quien se tatuó la fórmula científica del agua ‘H2O’, pero en lugar de poner el ‘2’ más abajo, se lo marcaron arriba de las letras.

/psg