Ahora mismo hablar del Pentágono es sinónimo de extraterrestres. Todo comenzó el 27 de abril de 2020, cuando el Departamento de Defensa de Estados Unidos emitió una declaración pública autorizando la publicación de tres videos de ovnis perseguidos por pilotos de la Marina de los EE.UU. Las imágenes mostraban objetos aerotransportados que emitían calor sin alas, sin fuselaje o salidas de escape visibles, realizando movimientos imposibles y desafiando las leyes de la aerodinámica. El Departamento de Defensa no utilizó los términos objeto volador no identificado u OVNI, pero afirmó claramente que “los fenómenos aéreos” observados en los videos habían sido denominados como ‘no identificados’.

Y rápidamente surgieron todo tipo de preguntas y teorías sobre su verdadero origen, incluido la posibilidad de que fueran naves extraterrestres. Sin embargo, lo que quedaba claro es que se trataba de objetos aéreos controlados de forma inteligente que aparentemente no fueron creados por humanos. Solo unos cuantos informes de ovnis recopilados a nivel mundial durante las últimas siete décadas parecen describir tales objetos, pero las imágenes de la Marina parecían cumplir con los requisitos. Ya sea que estos objetos sean de origen extraterrestre o no, su mera presencia fue considerada como una amenaza a la seguridad nacional, que es en parte lo que hizo que la declaración del Pentágono fuera tan desconcertante. Fue algo histórico, la primera vez que el Pentágono ha confirmado públicamente la autenticidad de los videos de ovnis. Sin embargo, si esto no parecía lo suficientemente sorprendente, ahora el Pentágono ha admitido poseer y probar restos de accidentes de ovnis.

Revelación extraterrestre

El investigador Anthony Bragalia hizo la revelación en su blog UFO Explorations, compartiendo más de 150 páginas de la Agencia de Inteligencia de Defensa de los Estados Unidos (DIA) después de que la agencia respondiera a una solicitud de la Ley de Libertad de Información (FOIA) que presentó hace tres años.

“Aunque muchos de los detalles de los informes están redactados, lo que se puede deducir es que estas tecnologías representan un salto cuántico literal más allá de las propiedades de todo el material existente conocido por el hombre”, escribió Bragalia en su blog.

el pentagono ovnis extraterrestre - El Pentágono finalmente admite que ha estado experimentando con ovnis de origen extraterrestre durante años

La solicitud de la FOIA de Bragalia era “inequívoca en su significado”, según el investigador, que se mostró satisfecho por haber encontrado un vacío legal para la información que normalmente es confidencial y secreta.

“La solicitud original de la FOIA de 2017 hecha a la DIA solicita las descripciones físicas, las propiedades y la composición del material OVNI/UAP en poder del gobierno y su contratista”, explicó Bragalia, no sin antes agregar que se refiere a material OVNI/UAP y físico de restos recuperados por personal del Departamento de Defensa como residuos, restos flotantes, material disparado o UAP estrellados u objetos voladores no identificados.

El investigador adjuntó la solicitud de la FOIA y partes de los cinco documentos a los que se le dio acceso, que comprenden las 154 páginas completas que tenía. También compartió que hubo varios documentos que tuvieron que ser redactados en gran medida. El documento muestra que las pruebas las estaba realizando Bigelow Aerospace, una empresa con sede en Las Vegas, Nevada, que realiza trabajos por contrato privado para el Departamento de Defensa.

Los restos del accidente fueron trasladados a la antigua instalación militar Wilbur Wright Field en el condado de Greene, Ohio, y la compañía de innovación tecnológica Battelle Memorial Institute pronto consiguió un contrato para iniciar diagramas de fase para la fabricación de metal de memoria, utilizando níquel y titanio de ultra alta pureza. Durante una discusión en la década de 1960 con el investigador Kevin Randle que fue grabada en una cinta, el general Arthur Exon dijo que algunos de los restos que se estaban probando en el sitio estaban compuestos de titanio “especialmente procesado”. Exon había sobrevolado el sitio en 1947.

Dos meses después del accidente de Roswell en septiembre, el general George Shulgen de Air Intelligence dijo que “los materiales de construcción” de los platillos volantes posiblemente estaban hechos de varias combinaciones de metales y plásticos.

“Los informes patrocinados por DIA que recibí mencionan un material de alta ingeniería llamado metamaterial como compuesto de medios compuestos”, añadió Bragalia. “El metamaterial se puede revestir con metal y plástico. Según la documentación recibida, parece que los restos recuperados exhiben otras capacidades extraordinarias. Además de “recordar” su forma original cuando se dobla o se aplasta, algunos de estos materiales futuristas tienen el potencial de hacer que las cosas sean invisibles, “comprimir” la energía electromagnética e incluso reducir la velocidad de la luz”.

pentagono ovnis extraterrestre - El Pentágono finalmente admite que ha estado experimentando con ovnis de origen extraterrestre durante años

Bragalia descubrió en los documentos que actualmente se desconoce el paradero de los restos del ovni, y agregó que Bigelow Aerospace despidió a casi todos sus 85 empleados en marzo de 2020. Un portavoz dijo que se trataba de una tormenta perfecta de problemas, incluida la pandemia, lo que resultó en despidos. Por lo que tal vez tenga relación con los restos de ovnis recuperados.

Mientras escribimos esta noticia nos damos cuenta de que esta revelación debería de haber sido un anuncio trascendental, pero parece que los principales medios de comunicación no quieren que se difunda. Estamos hablando que el Pentágono ha reconocido tener en su poder restos de ovnis estrellados fabricados con tecnología avanzada incluso para nuestra época. Es más, se confirma la noticia del New York Times publicada el pasado año, revelando que se han producido accidentes de otros mundos, y que los materiales recuperados han sido estudiados en secreto durante décadas por compañías aeroespaciales bajo contratos gubernamentales.

El astrofísico Eric Davis, quien trabajó como consultor en el programa original de ovnis del Pentágono, dijo al Times que después de examinar ciertos materiales, llegó a la conclusión de que no eran de origen terrestre. De hecho, Davis informó a una agencia del Departamento de Defensa (DoD) en marzo sobre la recuperación de materiales de “vehículos fuera de este mundo no fabricados en esta tierra”.

No sé qué más evidencias necesitamos, ¿qué aterricen con sus naves en medio de una gran ciudad? Incluso así, los escépticos no se lo creerían.

/psg