Donald Trump emitió un decreto que ordena suspender por 18 meses las deportaciones de venezolanos en el país. Esta decisión la toma el mandatario a horas de dejar la Casa Blanca como presidente de Estados Unidos.

“El gobierno autocrático de Nicolás Maduro ha violado constantemente las libertades soberanas que posee el pueblo venezolano. Mediante la fuerza y el fraude, el régimen de Maduro es responsable de la peor crisis humanitaria en el hemisferio occidental que se recuerde recientemente. Una crisis económica catastrófica y la escasez de productos básicos y medicinas han obligado a unos cinco millones de venezolanos a huir del país, a menudo en condiciones peligrosas”, dice el memorando del Departamento de Estado.

El Gobierno de Trump recordó las sanciones que ha impuesto al régimen chavista, y reconoció Juan Guaidó como presidente interino del país. “La situación de deterioro dentro de Venezuela, que presenta una amenaza permanente a la seguridad nacional y al bienestar del pueblo estadounidense, justifica el aplazamiento de la deportación de los ciudadanos venezolanos que se encuentran presentes en Estados Unidos”.

/gap