La diputada RN, Sofía Cid, presentó un proyecto que busca sancionar a los padres o responsables adultos de menores que sean sorprendidos bebiendo alcohol o en estado de ebriedad en las calles, así como también clausurar locales que vendan alcohol a quienes tienen menos de 18 años.

La iniciativa apoyada por sus pares de RN, Mario Desbordes, Ximena Ossandón, Eduardo Durán y José Miguel Castro, busca, en primera instancia, que las botillerías sean clausuradas por un mes en caso de que los dependientes o los dueños de éstas sean sorprendidos vendiendo alcohol a menores.

En caso de que el dueño o administrador sean sorprendidos suministrando bebidas alcohólicas a los menores de 18 años, su establecimiento será cerrado por tres meses y si reinciden, la medida será de manera permanente.

/gap