No solo Cachagua tiene fiestas clandestinas. Los eventos masivos se han transformado en la gran preocupación de las autoridades de salud a lo largo de todo Chile y en Concepción y Coquimbo registraron preocupantes cifras.

En la región del BiobíoCarabineros detuvo a 14 personas en estado de ebriedad tras un “carrete” en el sector de Lomas San Sebastián, quienes según el capitán Carlos Espinoza “fueron puestos a disposición al Ministerio Publico y quedaron a la espera de la citación”, mientras que en paralelo “la autoridad sanitaria aplicó el sumario de salud correspondiente“. El pasado 10 de enero fueron detenidas otras 11 por una fiesta en Pingueral.

En Coquimbo hay preocupación por las fiestas clandestinas

Por otra parte, en Coquimbo hay “preocupación por el aumento” de las fiestas, sobre todo en época estival, ya que la región ha sido uno de los destinos más solicitados en los permisos de vacaciones entregaos por el Minsal y que ya han devuelto más de 1.000 vehículos por viajar sin permisos.

“Hemos visto con preocupación un aumento de las fiestas clandestinas y reuniones sociales con más del aforo permitido en la región. En la última semana totalizamos 12 denuncias de este tipo, siendo las más graves la ocurrida en un condominio de La Serena, en un local comercial de Ovalle y en la parte alta de Coquimbo”, dijo el Seremi de SaludAlejandro García.

Por lo mismo la autoridad fue enfática en hacer un “llamado al autocuidado, a que los padres nos ayuden para que sus hijos no participen en estas fiestas y a los jóvenes que sean conscientes de la grave situación epidemiológica que estamos viviendo como país”.

/gap