El ministerio del Interior informó esta tarde que los incendios forestales que hoy afectan a las regiones de La Araucanía, Los Lagos, Los Ríos y Aysén, se están combatiendo con 26 aeronaves y 900 efectivos.

Dentro de las aeronaves, ocho son aviones y 16 helicópteros, a los que hay que sumarles la presencia del “Hermes-900” que es un avión no tripulado que pertenece a la fuerza aérea, quien desde el jueves estará ayudando a apagar las llamas.

Para La Araucanía, que hasta ahora es la zona que más afectada, se dispuso de la presencia del “DS-10”, un avión que tiene capacidad para almacenar 40 mil litros.

En cuanto al combate terrestre, hay 34 brigadas que se encuentran intentando extinguir las llamas, de las cuales 24 son de Conaf y 10 son Brigadas contra Incendios del Ejército (Brifes), lo que deja un saldo de 600 brigadistas, a los que hay que sumarle los 300 voluntarios de Bomberos que también están aportando.

A estos también hay que agregarles el personal de las Fuerzas Armadas que se encuentra trabajando especialmente en La Araucanía, región que fue catalogada como zona de Catástrofe.

Además, durante esta temporada de incendio el Gobierno destinó un presupuesto de $ 53.000 millones para Conaf, a los que se les pueden inyectar más recursos económicos a través del Sistema de Protección Civil, si es que un incendio de magnitud mayor lo amerite.

Este presupuesto es el más alto que se ha utilizado en la historia para la prevención y combate de incendios. Algo que se justifica ya que se esperaba un incremento de incendios, debido a la intensificación de las altas temperaturas y baja pluviometría.

/psg