La agencia de calificación Fitch dijo que una reestructuración de la deuda de Venezuela podría demorar años, incluso en caso de una transición política, considerando la magnitud de los retos económicos que enfrenta el país y el monto de las obligaciones incumplidas.

Las presiones políticas internas y externas sobre el gobierno de Nicolás Maduro han aumentado significativamente, especialmente desde que Estados Unidos y varios países de América Latina y Europa han reconocido como gobernante interino del país al líder opositor Juan Guaidó.

“La actual crisis política y diplomática de Venezuela aumenta los riesgos de mayor sufrimiento económico en el corto plazo, así como el potencial de una mayor división política interna”, dijo Fitch Ratings.

La agencia destacó que la posición de los militares será clave para el futuro del país y que existe un potencial de que la situación se mantenga en tablas por largo tiempo.

/psg