Problema de seguridad grave al que se enfrenta Apple con respecto a ciertas aplicaciones de iOS que han estado grabando la pantalla de los usuarios sin su consentimiento y, mucho menos, sin su conocimiento. Después del fallo de FaceTime que permitía espiar a tus contactos, los de Cupertino se enfrentan a otra grave polémica que atañe a la privacidad de los clientes de la marca.

En un análisis que recientemente ha publicado TheAppAnalyst, expertos en Apple se han encontrado que algunas aplicaciones (no cualquiera  sino apps de las más descargadas de iOS) están grabando, en secreto, la pantalla del iPhone. Entre las Apps señaladas aparecen algunas de Hollister, Air Canada, Fitch, y otras aplicaciones relacionadas con el turismo como Expedia u Hoteles.com.

apps ios en iphone x

Esta es una práctica heredada de las páginas web, quienes llevan tiempo grabando la pantalla de los usuarios mediante una práctica conocida como Replay Sessions. Hace unos cuantos meses se descubrió que varias compañías ejercían esta actividad que atentaba contra la privacidad de los usuario al capturar datos privados sin informar a los mismos de ello. La “excusa para llevar a cabo esta estrategia es la de saber cómo el usuario está interactuando con la aplicación para mejorarla en un futuro.

¿Espionaje o Usabilidad?

En esencia, la práctica es la misma. Estas aplicaciones de iOS que graban la pantalla del iPhone sin conocimiento del usuario se valen de un software de la empresa Glassbox  para grabar todo lo que hacemos en la aplicación con el fin de realizar un posterior análisis con el fin de mejorar las apps. The App Analyst se valió de herramientas como Charles Proxy, con el fin de recolectar la información que Glassbox captura y reenvía sin que el usuario sea consciente descubriendo que datos como números de pasaporte, nombre o tarjeta de crédito quedan al descubierto para estas empresa, al no enmascarar adecuadamente los datos confidenciales.

app ios glassbox

En ningún momento, las políticas de uso de estas aplicaciones o de iOS avisan al usuario que la pantalla del iPhone podría estar siendo grabada con cualquier tipo de fin. Es de esperar que Apple se ponga manos a la obra en las próximas horas para evitar otro escándalo al mismo tiempo que las empresas propietarias de las apps de iOS mencionadas emitan algún comunicado explicando mejor en qué consiste esta actividad.

/psg