Desde el Hospital Israelita Albert Einstein explicaron que “presentó, ayer por la noche, un episodio aislado de fiebre sin otros síntomas asociados, fue sometido a una tomografía de tórax y abdomen que evidenció buena evolución del cuadro intestinal y una imagen compatible con la neumonía”.

El vocero presidencial, Otávio do Rego Barros, declaró ante la prensa que “según conversé con los médicos, no me pareció que hubiera una alteración del nivel de preocupación”.

“Ellos conocen todas las vicisitudes de este cuadro y reconocen que a lo largo de la recuperación puede haber complicaciones”, agregó.

A pesar del diagnóstico, esta mañana Bolsonaro publicó en su cuenta de Twitter: “En las últimas horas tuve el placer de volver a comer. Ayer por la noche un caldo de carne y hoy una buena gelatina. Estoy feliz, a pesar de no ser ese pan con leche condensada kkkk (risas). ¡Buenos días a todos!”.

Jair M. Bolsonaro

@jairbolsonaro

Nas últimas horas tive o prazer de voltar a comer. Ontem pela noite um caldo de carne e hoje uma boa gelatina. Estou feliz, apesar de não ser aquele pão com leite condensado kkkk. Bom dia a todos! 👍🇧🇷

/gap