Hace unas semanas, Andrónico Luksic Lederer se presentó en el directorio de Endeavor y, según conocedores de ese encuentro, el hijo mayor del presidente de Quiñenco reafirmó su compromiso con todo tipo de emprendimientos, pero también expuso el interés de Antofagasta Minerals (AMSA) -el brazo minero del grupo empresarial- de apoyar a los proveedores de la minería.

Luksic Lederer, vicepresidente de Desarrollo de AMSA y quien es reconocido por tener un bajo perfil lejos de los medios, no solo llegó a ocupar el espacio en el directorio donde su tío, Jean-Paul Luksic Fontbona, permaneció durante 11 años, sino que su presencia también se sumó a otros movimientos en la organización de apoyo a los emprendedores. Todo, tras detectar un enorme potencial en la internacionalización de los proveedores de la actividad minera.

A inicios de julio, en la dirección ejecutiva de Endeavor Chile fue designado el ingeniero comercial José Manuel Correa, quien en 2011 tuvo la misión de abrir y liderar el trabajo de Endeavor Atacama, en la ciudad de Antofagasta, el corazón minero del país.

Allí, JM, como le dicen en el “ecosistema”, identificó a las empresas grandes y pequeñas potentes del sector minero y trabajó con ellas. Correa tiene claro que en un país como Chile está el potencial de que las empresas que entregan servicios a ese sector productivo salten a todo el mundo, dice Gonzalo Restini, socio de la firma de equipos auxiliares mayores e implementos especiales para la gran minería FMA, y emprendedor de la red.

“JM hizo un trabajo de 8 años identificando cuáles son los proveedores de clase mundial mineros, acompañándolos, armando misiones para Australia, Perú y ayudándolos a pensar que no solamente te puedes quedar tranquilo con un contrato con una empresa como Escondida sino que con BHP. Creo que en esta industria en particular es la persona que más sabe en Chile”, agrega Restini. FMA ha exportado equipos a 26 países.

“Endeavor es más potente que nunca. Hay un énfasis mayor en la parte minera, pero que no es exclusivo porque hay otras empresas que les ha ido muy bien y que no son del ecosistema minero necesariamente. Pero sí va a potenciar un área que tiene mucho sentido que sea muy fuerte y que todavía no lo es tanto”, dice.

Un ejemplo: la industria de proveedores en Australia es del mismo tamaño de la minería, mientras que en Chile tiene una participación considerablemente menor.

Renovación

En la red de Endeavor Chile participan 151 emprendedores de un amplio espectro de negocios que en su conjunto generan ingresos superiores a los US$ 1.300 millones y han creado más de 17 mil empleos anuales, según datos de 2017.

A nivel global, Endeavor tiene presencia en 33 mercados. Conocidos nombres como Cornershop, Rappi o Groupon son parte de la red, que el año pasado cumplió dos décadas de vida en el país.

“Han pasado 20 años, las necesidades de los emprendedores son diferentes, pero el objetivo de Endeavor sigue siendo el mismo. Los emprendedores de hoy nacen globales, el potencial de internacionalización es altísimo, y nuestro rol es facilitarles esa tarea. Por eso hoy estamos enfocados en entregarles herramientas clave para su desarrollo: apoyo estratégico en sus procesos de internacionalización, levantamiento de capital, transformación digital, y todos los desafíos que implica escalar un negocio de forma importante”, señala Christoph Schiess, presidente del directorio de Endeavor Chile.

Y sobre la designación de Correa y el arribo de Luksic Lederer, sostiene que “son parte de una recomendable renovación en toda organización viva. Igualmente, los aniversarios son momentos para reflexionar y hacer balances de lo avanzado, y para proyectar los nuevos desafíos y la organización que queremos a futuro”.

Luksic Lederer, de hecho, es el más reciente recambio en el directorio de Endeavor, en el que, además de Schiess y los empresarios José Luis del Río, Salvador Said, Juan Enrique Rassmuss, Enrique Cueto y Jorge Errázuriz, se sumaron nuevos rostros. Así, de 10 directores nacionales, hoy hay tres emprendedores: Jorge Nazer (Alto), Paula Valverde (Limonada) y Mario Araya (Kibernum). “Es probable que en el futuro veamos a más emprendedores Endeavor en nuestro directorio”, dice Schiess.

Correa indica que hace años Endeavor Chile hizo la prueba con un grupo de emprendedores tecnológicos de la minería y empezó a “asediar” el mercado minero australiano, armaron varias giras y una serie de planes de trabajo de nivelación para preparar a los emprendedores para enfrentar esos procesos de exportación. Actualmente, de hecho, ya hay tres vendiendo su tecnología a Australia.

Por ello, explica, Endeavor está haciendo lo mismo en otras industrias y este año comenzará procesos de acercamiento en Miami, México, Australia, Noruega y Perú, con grandes delegaciones de emprendedores tecnológicos a prospectar oportunidades de negocios.

“Para aspirar a fomentar procesos de internacionalización, debes tener un volumen interesante de emprendedores que saltaron a la siguiente etapa, que no se quedaron cómodos vendiendo lo de siempre, haciendo las cosas como siempre, sino que desarrollaron atributos determinantes y productos de alto valor para las industrias, sin importar donde estén. Y nuestra tarea es empujarlos a ir hacia el mundo. A ser jugadores internacionales, no solo locales”, dice.

Correa añade que Antofagasta Minerals siempre ha apoyado a Endeavor. “Yo vengo de la minería, conozco a Andrónico Luksic Lederer, él lleva más de 13 años en el rubro y su mirada sobre la internacionalización y el rol que debe jugar la innovación aplicada en todos los procesos es conocida, sobre todo por lo disruptiva que fue, dado lo difícil que es innovar en una industria tradicional como la minera”, sostiene el director ejecutivo de Endeavor.

“Creemos que esa mirada será un gran aporte no solo en el directorio, sino también con nuestros emprendedores. Hoy los directores Endeavor donan muchas horas para apoyar con mentoría y mirada estratégica a nuestros emprendedores. Por lo mismo, creemos que el aporte que nos puede hacer Andrónico es gigante. Y siempre en la misma línea de cómo ayudar a nuestros emprendedores chilenos de alto impacto a articular de manera certera sus procesos de escala global”, afirma.

La experiencia en Australia

Mauro Mezzano, socio de la consultora global enfocada en minería Vantaz, dice que Endeavor ha venido potenciando los emprendimientos mineros desde hace varios años. En 2015, recuerda, la organización fue protagonista fundamental de la primera misión a Australia que organizó Vantaz y en 2017 hubo una segunda misión.

Una tercera gira a Australia, organizada por Vantaz, Endeavor y la asociación de empresas para la innovación y exportación de productos, servicios intensivos en conocimiento y tecnología para el sector minero (Minnovex), se realizará en las ciudades de Brisbane y Adelaida en la segunda quincena de junio.

“En esta ocasión, el foco está en la colaboración, porque la idea es buscar potenciales socios en este mercado”, dice Mezzano. “Los esfuerzos de Endeavor están alineados con el Roadmap Tecnológico de la Minería 2015-2035 que diseñó Corporación Alta Ley. Dos de sus objetivos son impulsar la exportación de servicios mineros y que los proveedores chilenos sean de clase mundial”, señala. Respecto del rol de Correa, “no se puede negar su lazo con el sector minero dada su experiencia de siete años como gerente de Endeavor Atacama”.

Alto impacto

El director ejecutivo de Endeavor dice que la organización cree que el emprendimiento de alto impacto es un catalizador social y que el emprendimiento es la herramienta para acelerar el camino hacia el desarrollo de forma orgánica.

“Todos los directores ejecutivos creían en lo mismo, pero los tiempos eran distintos, los temas a trabajar eran otros, hoy el momentum está dado para enfocarnos en profundizar estos procesos de internacionalización y eso vamos a hacer, de forma constante, para los emprendedores de todas las verticales”, dice Correa cuando se le pregunta en qué se diferencia su gestión de la de sus predecesores.

Por cierto, la experiencia en minería de las nuevas incorporaciones en la plana mayor de Endeavor no significa menos atención a emprendedores en otros negocios.

“En el corto plazo esperamos lograr junto a Endeavor una estructura organizacional robusta que nos sustente el crecimiento tanto en el mercado nacional como extranjero. En el mediano plazo, avanzar en la digitalización de nuestra empresa y servicios, para ingresar de lleno a las industrias 4.0”, dice Cristina Navarro, socia fundadora de Bioled SpA, una firma que apunta a mejorar la rentabilidad en el cultivo de salmón, mediante técnicas que, al reducir la duración del ciclo productivo, entre otras cosas, hacen más amigable la actividad para el medio ambiente. “En los últimos años hemos tenido un crecimiento acelerado y queríamos hacerlo bien.

Por ello nos contactamos con Endeavor para fortalecer nuestra estructura organizacional y diseñar en conjunto las futuras estrategias”, indica.

Shiess dice que un eje fundamental es que más emprendedores chilenos crezcan con alto impacto -es decir negocios sostenibles y escalables-, y contribuyan así de manera contundente en el bienestar económico y social del país.

“Decirlo es fácil, pero en la práctica vemos que existen barreras para el escalamiento de los emprendedores y muchas de esas barreras son culturales. Nuestro principal reto es apoyar a emprendedores para que logren visualizar que son capaces de liderar empresas de alto impacto, empresas capaces de transformar el país”, comenta el presidente de Endeavor.

/gap