Luego de un recorrido por las zonas afectadas del norte el Presidente Sebastián Piñera, dio cuenta de la situación que enfrenta el norte grande debido a las lluvias. El Mandatario señaló que, en el futuro, este fenómeno estará lejos de ser algo aislado.

“El cambio climático llegó para quedarse. Lo que antes ocurría cada 80 años, es muy posible que en el futuro ocurra con mucha mayor frecuencia. Nadie puede asegurar que no vamos a tener nuevos eventos climatológicos anormales, inundaciones, aluviones y lluvias intensas. Pero sí tenemos la obligación de asegurarle a todos nuestros compatriotas que cuando eso ocurra, vamos a estar mucho mejor preparados”, dijo Piñera.

Respecto a los suministros de electricidad y agua potable en Iquique y en Alto Hospicio, el Jefe de Estado indicó que estos se encuentran restablecidos. Sin embargo, “hay problemas en el interior, en comunidades rurales debido a desperfectos en el sistema de agua potable rural aunque se está entregando suministro mediante camiones aljibe”.

Hay problemas con la circulación hacia el norte en Chiza, en la ruta 5. “Esperamos que esté resuelta esta noche o mañana temprano, para poder permitir la comunicación ente la región de Arica y Parinacota y la región de Tarapacá, y muy importante: poder dar salida a miles de personas que están cautivas en la ciudad de Arica porque no pueden dirigirse hacia el sur”, dijo Piñera.

Además, informó que el 27% de las rutas de región de Tarapacá están afectadas, por lo que primero se va trabajar en restituir la conectividad y después, “en el plan de reconstrucción tener obras que sean más compatibles, más resilientes a la nueva condición climática que afecta al norte de nuestro país”.

/gap