El Athletic Club Bilbao fue rival para un Barcelona que entró con el freno de manos a disputar este partido, luego del 1-1 a mitad de semana por semifinales de Copa del Rey frente a los merengues.

Con Lionel Messi desde el arranque y con el dominio del balón, Barcelona no hizo mucho para vulnerar la valla del portero Herrerín, quien sólo vio en peligro su arco cuando el crack argentino lo intentó en los 36´. Mas allá de eso, el equipo que gozó de mejores opciones fue el local, que dejó en evidencia su compromiso y cerró los espacios que la visita quería aprovechar.

El Athletic si se mostró más dispuesto a generarle complicaciones a Marc Andre ter Stegen, con Iñaki Williams como protagonista, quien ya en la segunda parte iba a atreverse a ir por más y propiciarse él las ocasiones importantes del duelo.

El Barcelona sabia que este partido era clave para poder distanciarse del Atlético de Madrid, que había perdido frente a su clásico rival horas atrás.

No solo el tomar ventaja era el objetivo de los culés si lograban el triunfo, la verdad es que con la seguidilla de partidos que se le vienen a los de Ernesto Valverde, este era un partido para tomárselo en serio y afianzarse más en el top de la tabla.

A los locales, ímpetu no les faltó y tuvieron siempre por medio de remates la opción de abrir la cuenta, las veces que intentó, Ter Stegen respondió. El portero alemán se alzo como uno de los puntos altos del partido en su mano a mano con el delantero Iñaki Williams y casi al final del encuentro se podría decir que ganó el duelo, al salvar de manera impresionante un remate mordido pero no menos peligroso en área chica a una sola mano.

El arbitro pitó el final de la brega y en Barcelona ya saben que tienen un duro camino por delante, con 5 partidos que se cierran con dos clásicos frente al Real Madrid, que pueden definir su suerte en la temporada.

Arturo Vidal y sus compañeros tendrán semanas claves y el primero de los partidos sera frente al Valladolid (próximo sabado), previo al viaje a Francia para enfrentar al difícil Olympique de Lyon Por UCL.

Por: F.A.O