Sólo buenas noticias se saben de Christian Garín, luego del triunfo por Copa Davis, el iquiqueño tomo un nuevo aire de cara al comienzo de la temporada y por ahora los resultados le sonríen, toma confianza en su juego y se siente más seguro a la hora de afrontar los partidos.

Todo el trabajo que ha venido haciendo se vio reflejado el día de ayer, cuando se midió ante el canadiense Felix Auger-Aliassime en la arcilla de Buenos Aires. La victoria del chileno fue por parciales de 3-6, 7-5 y 6-3.

Un primer set en el que Garín tenia ventaja de 2-0 pareció ayudarle para llevar el agua a su molino, pero contradictoriamente desde ahí en adelante el norteamericano se hizo fuerte para llevarse el primer parcial.

El segundo set fue irregular en ambos jugadores, y Garín se impuso gracias a un decisivo quiebre en el duodécimo game, esto le dio la posibilidad de un último set.

Ya en el tercer set, el iquiqueño mostró su categoría y jugó cómodamente para hacerse con el partido y el paso a octavos de final donde deberá enfrentar al 18° del mundo.

Garín tuvo palabras para el duelo que sostendrá ante el europeo. “Es un jugador muy duro, es un gran luchador, tiene un muy buen saque y cuenta con una buena derecha. Esta top 20 del mundo y la verdad es que es un buen desafió y son los partidos que me gusta jugar”, sostuvo el chileno

Mañana no antes de las 11:00 hrs sera el italiano Marco Cecchinato de 26 años quien enfrente a Christian Garín, buscando el acceso a los cuartos de final del torneo bonaerense.

Por: F.A.O