Las cámaras grabaron todo y pese a eso, no habrá sanción para Lionel Messi. El astro argentino insultó duramente a uno de los guardalíneas en el partido entre la “albiceleste” y Chile, pero finalmente a la “Pulga” no le llegará ningún castigo por parte de la Conmebol.

El juez del encuentro disputado en el estadio Monumental de Buenos Aires, Sandro Ricci, no consignó en su informe los garabatos que el jugador de Barcelona le propinó a su asistente, por lo que el organismo sudamericano no castigaría la acción

La acción ocurrió luego de que le cobraran una falta sobre Jean Beausejour en el final del encuentro, lo que desató la ira del trasandino. Y tras el final del pleito, Messi nuevamente se acercó al guardalíneas para volver a “sacarle la madre”.

Por acciones similares, incluída la de Jorge Valdivia en Uruguay, el ente rector del fútbol en esta parte del continente ha castigado con partidos de suspensión, lo que al parecer no le ocurrirá al rosarino.

/gap