El alcalde de Cochrane, Patricio Ulloa (UDI), criticó el lento actuar de las autoridades en los incendios que se registra en dicha localidad de la Región de Aysén y que las llamas ya han consumido “una zona con recursos turísticos importantes”, además del “trabajo de gente que vino a vivir a una zona aislada, que tenía sus animales, sus cercos, sus casas”.

Para el edil, no habían excusas para no haber acabado con los siniestros antes. Según explicó a La Segunda, “el lunes cuando partía -porque nuestros expertos lo vinieron a ver- había solo unas diez hectáreas afectadas“.

La Conaf no está preparada con todos los medios necesarios para enfrentar un incendio de la magnitud del que tenemos, que además está acompañado de una geografía (montañosa y con ríos que cortan los accesos) y vientos que juegan en contra”, aseveró.

Para Ulloa, no se tomó nota de lo ocurrido anteriormente el verano del 2017. “Lo ideal es que una región tan aislada cuente con los medios para atacar un incendio desde los inicios. Aquí hay zonas, como las que ahora se están quemando, que no tienen caminos, hay montañas, el río Baker es una barrera natural, hay bosques mezclados con matorrales y vientos”, indicó.

En ese sentido, confesó que “estos días han sido muy tristes; fallamos en no haber contado con los medios”.

/gap