El reality británico Eden (Channel 4) se ha convertido en lo que pretendía ser: un verdadero experimento sociológico en toda regla, ironiza La Vanguardia. Es que el programa dejó de emitirse en agosto pero sus concursantes siguen sin saber que nadie les ve.

Todos ellos siguen aislados en la Highlands (Escocia), donde no saben lo que ha pasado en el mundo durante el último año. Durante su tiempo aislados han pasado cosas tan importantes como el Brexit…no saben que ya “no son más europeos”.

Al principio fueron 23 los concursantes que decidieron participar en este experimento sociológico que los obligaba a vivir en comunidad creada de la nada, aislados de la tecnología y de la información, al norte de Escocia, en las conocidas Highlands. En julio la cadena emitió el primer capítulo de Eden pero la audiencia no pareció ser la deseada y sólo tres meses después canceló las emisiones.

Aún sin aire, el programa continuó y los concursantes siguieron conviviendo y sobreviviendo durante seis meses hasta que sólo quedaron 10 de ellos.

Los finalistas esperan encontrar la fama, las entrevistas y la popularidad al abandonar el concurso pero nadie recuerda sus caras. Es más, muchos británicos pensaban que con la cancelación del programa se había enviado a los concursantes a sus casas.

Ahora, Channel 4 asegura que emitirá nuevas entregas de Eden para mostrar cómo ha sido su vuelta a la realidad.

/gap