Claro Chile, la filial local del gigante mexicano de las telecomunicaciones América Móvil, del empresario Carlos Slim, continuó mejorando sus resultados el 2018 pero no logró revertir el saldo negativo y completó 14 años, desde que inició sus operaciones en el país, con pérdidas, siendo la única filial en la región que no registró ganancias.

La compañía redujo sus pérdidas el año pasado a $75.351 millones frente a los $89.884 millones del 2017, tras disminuir el resultado negativo a $18.229 en el cuarto trimestre desde el saldo negativo de $19.194 millones anotado en igual lapso de 2017.

En tanto el Ebitda (ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) subió 23,1% a $151.726 millones el 2018, mientras que en el cuarto trimestre avanzó 9,8% a $38.568 millones. El margen de Ebitda llegó a 17,4% dos puntos porcentuales superior al del año anterior.

/gap