El Consejero de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, John Bolton, volvió a referirse a la crisis en Venezuela a través de su cuenta en la red social Twitter.

“Maduro preferiría defender la tiranía que permitir que los militares protejan y acepten ayuda para el pueblo venezolano”, expresó en la red social.

El funcionario de la Administración Trump criticó al dictador venezolano por no permitir la entrada de ayuda humanitaria y replicó un tuit del periodista Bram Ebus, quien publicó un video en el que se observa a un grupo de soldados en la frontera haciendo ejercicios militares.

En otro orden, Bolton advirtió este martes que EEUU “no se olvidará” de aquellos países y compañías que hagan negocios con el crudo de Venezuela, en referencia a la visita a la India del ministro de Petróleo venezolano, Manuel Quevedo.

“No nos olvidaremos de las naciones y compañías que apoyen el robo de los recursos venezolanos por parte” del presidente venezolano, Nicolás Maduro, escribió Bolton en Twitter.

“Estados Unidos seguirá usando todos sus poderes para preservar los activos del pueblo venezolano, y alentamos a todos los países a trabajar juntos para hacer lo mismo”, añadió.

Nicolás Maduro (Foto: Reuters)
Nicolás Maduro

Bolton ya amenazó hace dos semanas con represalias “a los banqueros, brókeres, operadores (bursátiles), intermediarios y otras empresas” que “negocien en oro, petróleo u otras materias primas venezolanas” que, a su juicio, utiliza Maduro para mantenerse en el poder.

La Casa Blanca no ha dado detalles sobre posibles sanciones a esas entidades, y ha asegurado que no está demasiado preocupada por la posibilidad de que Venezuela busque mercados alternativos para sortear las sanciones estadounidenses.

“El tipo de petróleo venezolano solamente se puede refinar en los Estados Unidos, es un petróleo muy específico, es un petróleo muy grueso. No hay países, en el mundo hay muy pocos otros sitios donde lo puedan hacer”, dijo a EFE en enero el encargado de Latinoamérica en el Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver-Carone.

Las sanciones a PDVSA prometen contraer severamente el flujo de caja de Venezuela, que extrae de la industria petrolera casi el 96 % de sus ingresos, al bloquear todos los activos de la petrolera bajo jurisdicción estadounidense, con la idea de traspasarlos a un nuevo Gobierno venezolano una vez que Maduro abandone el poder.

El Gobierno de Trump reconoce como presidente legítimo de Venezuela al líder opositor Juan Guaidó, quien se proclamó mandatario interino de Venezuela el pasado 23 de enero, al invocar dos artículos de la Constitución venezolana.

/psg