Tras una noche libre, los jugadores de la selección nacional comenzaron a llegar temprano a Juan Pinto Durán. El entrenamiento matinal estaba programado para las 11:00am, pero sufrió un importante retraso por una especial visita: funcionarios de la FIFA se hicieron caer hasta las dependencias de Avenida Las Torres para así practicas un control antidopaje sorpresa a los integrantes de la Roja.

Los exámenes de sangre y orina se tomaron para prevenir el uso de sustancias ilícitas por parte de los jugadores en la previa de la Copa Conferederaciones la cual se disputará en Rusia en junio próximo. “Para todos los equipos la FIFA hace este tipo de chequeos, que son exámenes de sangre y orina, La sorpresa es parte del reglamento de la FIFA. Se sabía que en cualquier momento podría sucede”, afirmó Rafael Goycoolea, vicepresidente de la ANFP, a los medios presentes en JPD.

La selección nacional entrenó durante esta mañana y luego se concentrará de forma definitiva para el encuentro el día martes ante Venezuela en el estadio Monumental. Comunicación de la ANFP decidió que este domingo no hablará ningún jugador con la prensa.

/gap