El ministro del Interior, Andrés Chadwick, salió al paso de las dudas que generó el llamado de atención que le realizó al intendente del Biobío, Jorge Ulloa, durante la conferencia de prensa que protagonizó tras la reunión del Comité Operativo de Emergencias realizado en Concepción para evaluar el combate a los incendios forestales de la zona.

Tras esa cita, el jefe de gabinete entregó el balance del Gobierno sobre la situación, instante en el cual la autoridad regional lo comenzó a apurar con el objetivo de llegar a tiempo a la carga del Ten Tanker, nave que saldría en minutos a apoyar la extinción de una serie de siniestros activos en el sector.

Ante ello, Chadwick le llamó la atención a Ulloa frente a todos los medios de comunicación, los cuales captaron el impase. “No me digas lo que tengo que hacer”, le dijo de forma cortante el secretario de Estado, abriendo las dudas sobre la evaluación de la labor del jefe del gobierno regional durante la emergencia.

Sin embargo, hace pocos instantes, el secretario de Estado salió a aclarar el asunto y explicó que “él me iba diciendo nos queda poco rato, nos queda poco rato y ahí le dije que me dejara responder todas las preguntas”.

“No se pasen ninguna película, ningún rollo, fue porque yo quería atenderles a ustedes todas las preguntas y él. como corresponde, quería que no llegáramos tarde al cargamento del Tanker, porque se ha hecho un esfuerzo tremendo y es un orgullo por los bomberos de acá, porque los técnicos americanos no podían creer que el avión estuviese cargado en menos de ocho minutos”, indicó.

Según Chadwick, “él me quería apurar para que no les contestara tantas latas a ustedes y no me alargara, y por eso me estaba diciendo. Yo le dije ‘no me digai (sic) para poder atenderles’, incluso una pregunta que me hubiera gustado contestarles. Pero me tuve que ir, ese fue el único problema”.

/psg