Cada día que pasa, Nicolás Maduro tiene más presión sobre sus hombreo y ahora es Rusia la que apunta a Caracas.

Así por lo menos se desprende de las declaraciones de ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, quien dijo esta mañana que Venezuela debe cumplir sus obligaciones de deuda con Moscú, informó Reuters.

Ello a pesar de la crisis política, económica y social sin precedentes que sufre el país sudamericano.

En el marco de una conferencia de prensa en el balneario de Sochi, en el Mar Negro, el secretario de Estado afirmó, sin embargo, que Venezuela no les ha solicitado nueva ayuda financiera.

Con todo, Rusia sigue apoyando al gobierno de Maduro en materia política, especialmente de EEUU.

“Rusia se basa en el derecho internacional y el principio de la soberanía de los países en la línea con lo establecido en la Carta de las Naciones Unidas”, dijo la vocera del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova.

Durante su tradicional rueda de prensa semanal, la diplomática recordó que el canciller ruso, Serguéi Lavrov, conversó esta semana por teléfono con su homólogo estadounidense, Mike Pompeo, al que advirtió contra “cualquier injerencia exterior en los asuntos internos de Venezuela”, reportó EFE.

“La pregunta es: ¿qué busca EEUU? Si quieren que Rusia modifique su postura, eso difícilmente es posible”, aseguró.

/psg