Pablo Vidal, diputado RD y presidente de la Comisión de RR.EE. de la Cámara Baja:

 “El 14 de febrero es de esas fechas que uno celebra no porque tengan un significado profundo, si no porque uno les otorga el significado que quiere. Para mi no existe una forma correcta de celebrarlo, lo importante es tener a la persona correcta a tu lado”.Ximena Rincón, exministra y senadora DC:

“Mi panorama perfecto es estar con la persona que amo. Donde sea. Da igual el lugar. Solo estar con él. Que me diga una vez más, como ayer, que soy la mujer que ha iluminado su vida y qué tal como yo lo he hecho, él ha descubierto conmigo lo que es el amor. ¡Y así fue ayer y espero el resto de mi vida!”

Alejandro Guillier, senador independiente y excandidato presidencial:

“Todos los 14 de febrero, además de un beso para Cristina, mi panorama perfecto es participar de los actos de celebración del aniversario de Antofagasta. En realidad no se conmemora la fundación de la ciudad, sino que el desembarco de las tropas chilenas y el inicio de la Guerra del Pacífico en 1879. Todo un panorama que nos reencuentra con un poco de nuestra historia”.

Francisco Saavedra, animador de TV:

“Me gusta celebrar el Día del Amor, y lo celebro hace poco, la verdad, jejejé. Aunque sé que son fechas inventadas, y comerciales, y todo lo que quieras, siempre es una buena ocasión para poder ser romántico, cariñoso. Yo sé que van a decir: ‘sí, pero todos los días uno puede ser romántico y cariñoso’. Sí, pero esta fecha yo creo que es especial. Es bonito celebrar el amor. E igual yo aprovecho de celebrar no sólo el amor romántico e pareja, sino que también el amor con los amigos y las amigas. ¿Un panorama perfecto? De vacaciones. Y justamente me tocó celebrarlo en vacaciones, en Isla de Pascua. Las vacaciones son el momento ideal para descansar, celebrar y poder disfrutar el amor, reunidos en torno a una buena comida”.

Lily Pérez, exsenadora:

“Flores por la mañana al desayuno. Picoteo a la luz de las velas acá en la playa en la tarde. Champaña y hacer el amor al anochecer”.

José Antonio Kast, excandidato presidencial:

“Para nosotros, cada semana tiene un día de #MartesDePololeo. Así celebramos 52 veces al año el día de los enamorados. El panorama perfecto es sentarse frente a frente con cualquier cosa para comer y mucho que conversar”.

Natalia Castillo, diputada RD:

“Me gusta festejar el amor en todas sus formas. Haría una gran fiesta para celebrar el amor por mi y por todas mis compañeras. Filo con la media naranja, mejor una fruta diferente para hacer Tuttifruti 1313”.

Fuad Chahín, presidente de la DC:

“Mi panorama es poder tener tiempo para mí y mi señora. A veces tenemos poco tiempo para los dos, sin los niños. Y prepararle yo algo, cocinarle algo rico. A mí me encanta cocinarle, y poder disfrutar algo rico cocinado por mí, conversando los dos, tranquilos. El lugar no es tan importante, creo yo: lo importante es poder darnos ese tiempo que a veces es bastante escaso”.

Constanza Valdés, activista trans:

“No celebro el 14 de febrero y todo lo que eso significa. Es una fecha principalmente comercial y el amor, y todas sus formas de manifestación, deben celebrarse y vivirse todos los días del año. Además, ¿por qué habríamos de celebrar una fecha en un mundo donde el amor las parejas del mismo género o diversas no valen lo mismo que las otras?”

Marcelo Drago, presidente del Consejo para la Transparencia:

“Hacemos el intento de celebrarlo. Con cuatro hijos, dos de ellos chicos, no sé hace fácil, pero al menos tratamos de hacer de la cena un momento especial, yo cocino lo que Carmen Gloria quiere ese día y ahí nos deseamos feliz 14 de febrero”.

Daniella Cicardini, diputada PS:

“Mi panorama favorito sería comenzar el día con un desayuno en la cama para flojear con tu pareja. Luego, ¡ir de picnic a una de las playas escondidas de las costas de Atacama (¡las amo todas!) y disfrutar del sunset! Y para terminar por la noche con una cena romántica con un rico vino, velas, incienso de copal, etc. en casa, cabaña o un lugar especial para generar una atmósfera de intimidad para que sea un día perfecto”.

Luis “Mago” Jiménez, futbolista de Palestino:

“Nuestros 14 de febrero son siempre con nuestros hijos. Ellas están presentes y siempre quieren prepararme alguna sorpresa con la Jose. Masajes, tortas, tarjetas etc. Entonces terminamos celebrando 1 o 2 días después”.

Camila Flores, diputada RN:

“Celebramos cada año junto a mi marido el día de los enamorados. Creemos que es una linda fecha, aunque tratamos que cada momento que tenemos juntos sea especial. Un panorama perfecto es una rica cena en un lugar acogedor, con una linda vista al mar”.

Alessia Injoque, activista trans:

“Hoy mi polola está en Puerto Montt así que pasaré el 14 contando las horas para su regreso, la celebración será a su llegada con la ciudad más vacía, sin tumulto, filas ni bulla que estropeen los sabores ni que apaguen emociones. Vamos a cenar en un lugar tranquilo e íntimo donde nada se interponga entre su mirada y la mía, algo más tarde, ya a solas, descorchar el champagne y que el ritmo de la música lenta nos guíe el resto de la noche”.

Paulina Veloso, exministra y consejera del CDE:

“El 14 de febrero es mi cumpleaños. Por la fecha veraniega pasa inadvertido. Lo que es súper para mi. Normalmente con mi familia que está conmigo solo comemos torta. Sería todo”.

María José Cumplido, historiadora:

“Yo pienso que, este año, mi panorama perfecto es salir un día antes o un día después del 14, para que no esté todo lleno. La combinación perfecta es comer, tomar unos alcoholes en una terraza rica y mostrar la belleza del lesbianismo”.

Ignacio González, arquero de Palestino:

“Lo celebro con una cena y con chocolates.. algo romántico”.

Diego Schalper, diputado RN:

“Mi panorama perfecto es compartir una pizza de pepperonni, unas cervezas (ambos somos fanáticos) y un postre con mi señora. Ella de chocolate. Yo de manzana”.

Juvenal Olmos, exentrenador de la Selección Chilena:

“Claro que celebro el 14 de febrero. Mi panorama ideal pero imposible es subir el cerro Pintor en la mañana… ir a ver a mi mujer a la playa, almorzar y hacerle el amor… y volver a Santiago a mi nuevo trabajo en el CDF”.

Pablo Ortúzar, historiador:

“Acá en Inglaterra le ponen color, porque es la fiesta que celebra que lo peor del invierno ya pasó. Se celebra la fertilidad y el amor, mezcla de tradición pagana y cristiana. Invitaré a mi señora a un pub y las cervezas y el pescado con papas irán por mi cuenta”.

Juan Enrique Pi, presidente de la fundación Iguales:

“No lo he celebrado nunca, pero creo que es una buena oportunidad para darse el tiempo de sorprenderse en casa con algo hecho por uno mismo, o que se haga en pareja. Dejar de lado el aspecto más comercial, y darse el tiempo -que tantas veces se nos olvida darnos- para hacer algo más personal e íntimo, que sea una muestra más del cariño”.

Rubén Selman, exárbitro y comentarista de fútbol:

“Mi panorama es un gran ramo de rosas para mi mujer a primera hora de la mañana, y por la noche una buena y bonita cena al gusto de ella”.

Rayén Araya, conductora:

“¡Claro que celebro! Las maneras son diversas según como nos pille el año. Con mi marido no perdemos oportunidad para salir a comer, escaparnos un rato es fundamental sobretodo cuando tienes niños chicos. De hecho, si no alcanzamos por trabajo o viaje, celebramos San Valentín el siguiente sábado. Un buen restaurante, una botella de vino blanco conversado, otras veces un concierto o una película con picoteo en casa -si el cansancio pasa la cuenta- son perfectos. Ahora… ¡si incluye un regalito, mejor!”

Ernesto Velasco, expresidente del Partido Radical:

“Sí celebro el 14 de febrero. Mi panorama es invitar a cenar a mi esposa en Tongoy, con vista al mar y velas”.

/gap