Las delegaciones de las dos economías más grandes del mundo pasaron dos días reunidas en la capital china, en una tentativa por reducir las tensiones comerciales que generaron una guerra de aranceles mutuos.

La delegación de Estados Unidos incluía al secretario del Tesoro, Steven Muchin, además del representante estadounidense de Comercio, Robert Lighthizer y otros altos funcionarios del sector comercial.

Las negociaciones de Beijing para encontrar una salida a la guerra comercial entre China y Estados Unidos fueron “productivas”, de acuerdo con lo señalado hoy en Twitter por Muchin.

Mientras que Lighthizer dijo hoy al Presindete chino, Xi Jinping, que los dos países aún tienen temas “muy difíciles” por resolver, a pesar de dos días de negociaciones sobre sus diferendos comerciales.

Del otro lado de la mesa, el equipo chino incluyó al viceprimer ministro y principal negociador comercial, Liu He; el canciller Wang Yi y el presidente del poderoso banco central, Yi Gang.

“En la próxima semana las dos partes se reunirán en Washington”, expresó Xi Jinping, al recibir en Beijing a los principales negociadores estadounidenses después de dos días de conversaciones.

En la audiencia de hoy, Xi dijo que “las relaciones entre China y Estados Unidos tienen amplios intereses comunes en salvaguardar la paz y la estabilidad mundial y promover la prosperidad y el desarrollo económico global”.

/psg