Resignado a que el Congreso no apruebe los fondos tras dos años en el poder y sin el capital político para forzar otro cierre administrativo, Trump anunció que buscará el dinero para el muro en otro sitio, concretamente a través de una declaración de emergencia nacional.

“Hoy voy a firmar una emergencia nacional (para conseguir fondos para el muro) porque estamos hablando de una invasión de nuestro país con drogas, con tráfico de personas, de pandillas y eso es inaceptable”, dijo Trump en una declaración ante los periodistas en la Casa Blanca

“Lamentablemente, seremos demandados pero al final -si todo sale bien- lo lograremos”, dijo casi resignado a casi segura judicialización de esta medida. Esta declaración otorga temporalmente al presidente un poder especial para hacer frente a una crisis. Bajo la emergencia nacional, Trump podrá desviar los fondos de otras partidas presupuestarias ya autorizadas por el Congreso y dedicarlos a su proyecto fronterizo.

La idea es combinar dinero del presupuesto que sí aprobará el Congreso, con la partida que le habilite la declaración de emergencia. Así utilizará los 1.375 millones de dólares que aprobó el Capitolio para sufragar 55 millas (unos 88,5 kilómetros) de barreras en la extensa frontera mexicanoestadounidense y, gracias al estado de emergencia nacional, dispondrá de diversas partidas presupuestarias para financiar el resto de la construcción del muro con México.

Según anunció hoy, será un total de 8.000 millones de dólares lo que necesitará para la polémica barrera fronteriza. La intención del Gobierno es obtener los fondos de los Departamentos de Defensa y del Tesoro. En total, la Administración transferiría 6.000 millones de dólares del Pentágono (2.500 millones de su partida para la lucha contra el narcotráfico y 3.500 millones de su presupuesto para construcción de instalaciones militares) y los 600 millones restantes procederían del fondo de confiscaciones por drogas del Tesoro.

Para los líderes demócratas del Congreso es “ilegal” la declaración de una “emergencia nacional” anunciada por el presidente Donald Trump para construir el muro fronterizo con México, y aseguraron que tal acción “violenta” la Constitución de Estados Unidos.

“La declaración ilegal del presidente sobre una crisis que no existe violenta gravemente nuestra Constitución y hace a Estados Unidos un país menos seguro, al robar fondos urgentemente necesarios de Defensa destinados a la seguridad de nuestros militares y nuestra nación”, dijeron la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, en un comunicado conjunto.

/psg